Síguenos en

Fútbol Internacional

Problemas de Ayer, Hoy y Mañana

La indisciplina en nuestro deporte, aquel momento en que, por distintos motivos, un jugador de fútbol realiza un acto que no está autorizado por una organización para sus miembros. Un tema muy antiguo y que lamentablemente ensucia la práctica sana de lo que llamamos, de manera correcta, el deporte más bello del mundo.

La historia que vamos a contar en el día de hoy es la correspondiente a la que se considera como la primera gran indisciplina en la historia de la Selección Chilena, ocurrida luego de su participación en el Campeonato Sudamericano de 1922 (lo que conocemos actualmente como Copa América).

Aseguran que extraña camiseta de Chile en inauguración de Copa América se parece a una de 1922 | copa_america_especial | BioBioChile

Selección Chilena 1922. Vía BioBioChile

El Campeonato Sudamericano de 1922

‘La Roja’ se preparaba para disputar la sexta edición para el Campeonato Sudamericano implantando algo que resultaba una novedad en aquellos tiempos. El entrenador uruguayo Juan Carlos Bertone realizó la primera concentración de jugadores, la cual ocurrió tres meses antes de la competición, más precisamente en la ciudad de Quillota, con el objetivo de afrontar de manera más seria y adecuada el desafío que venía.

En esta oportunidad, la competición se realizaría en Brasil, debido a que esta nación pidió la organización ya que en aquel año se cumpliría el centenario de la Independencia de Brasil. El Estadio Das Laranjeiras sería el seleccionado para albergar los encuentros que disputarían Chile, Uruguay, Argentina, Paraguay y el local Brasil, desde el 11 de Septiembre hasta el 18 de Octubre de 1922 las fechas estipuladas para que esta se dispute.

La primera hazaña chilena ante el Brasil de Arthur Friedenreich

Chile contra Brasil. Vía AS

En particular, no hablaré mucho del desarrollo de los encuentros, ya que eso no es el objetivo principal de la historia que estamos contando. Sin embargo, mencionaré que, en el primer encuentro, Chile igualó ante Brasil 1 a 1, con gol de Manuel Bravo Paredes al minuto 41, siendo este el único gol de la selección en la competencia, ya que luego perderían con Uruguay (2-0), Argentina (4-0) y Paraguay (3-0), lo que los dejaría en quinta posición con sólo un punto y un saldo de 1 gol a favor y 10 goles en contra.

El detonante y la explosión

El barco Almanzora. Vía Almanzora

A continuación de esta participación es donde comienza lo realmente interesante. Luego de la derrota con Paraguay surgiría el primer problema, más precisamente en el barco Almanzora. En el camino para llegar a Montevideo, Enrique Abello, el capitán del representativo nacional, tuvo una acalorada discusión con Serafín Guerra, quien era dirigente de la Asociación de Fútbol de Santiago, siendo el motivo de discusión las críticas realizadas por el dirigente ante el hecho de haber perdido tres encuentros de manera consecutiva, principalmente el disputado ante Paraguay, que recién había debutado en la competición en la edición anterior y el hecho de que en seis ediciones de la competencia aún no se había podido ganar ningún encuentro.

Sin embargo, este no fue lo más grave. Durante el trayecto de vuelta, más específicamente a la altura de Mendoza, alrededor de las 6:30 de la mañana, Abello y algunos jugadores de la selección comenzaron a beber sin destajo. A las 8:00 de la mañana, Abello comenzó a imitar la voz del entrenador Juan Carlos Bertone en voz alta, a lo que el entrenador le señaló a Armando Zanelli, “Si Abello no cesa en sus insultos, no voy a responder de mí”, a lo que el señor Zanelli respondió “Pero si viene borracho.¡Trate de contenerse!”

Imagen foto_00000001

Los jugadores de la Selección de Chile de 1922. Vía Al Aire Libre

Sin embargo, no pasó nada de aquello. Bertone se paró de donde estaba sentado y le lanzó un duro golpe al jugador, quien, ni tonto ni perezoso, respondió con un certero golpe al mentón, provocando una riña al mejor estilo callejero.

Las consecuencias

Dicho suceso se supo rápidamente debido al hecho de que la prensa venía a bordo del mismo tren y a que los dirigentes elaboraron un informe ante el Consejo Superior, las cuales coincidieron con las versiones entregadas por la prensa.

Interesantes resultaron las declaraciones entregadas por el mismo jugador involucrado en la polémica al diario “Las Últimas Noticias” el 8 de Noviembre, en la cual reconoce el hecho, dando las siguientes declaraciones, en la cual menciona que el entrenador era un “ladrón”, “empresario del fútbol” y además “nos trataba como un capataz a sus inquilinos”. Pero con distancia las más destacadas declaraciones fueron las realizadas en el mismo tren: “Ábranle las maletas, vienen llenas de vestidos para su mujer. Los ha comprado con el dinero que se ha apropiado y que es fruto de nuestro esfuerzo“.

Partidos de la Roja: Juan Carlos Bertone

Juan Carlos Bertone. Vía Partidos de la Roja

La sesión del Tribunal fue publicada íntegramente entre el 15 y el 25 de diciembre por El Mercurio de Valparaíso, en la cual se selló el destino de Enrique Abello. Fue castigado a perpetuidad, siendo el encuentro disputado contra Paraguay el último disputado con la camiseta del seleccionado nacional. Juan Carlos Bertone luego de este incidente renunció al cargo y nunca más se volvió a saber de él en Chile.

Lamentablemente para el objetivo principal de la selección chilena, que era el de obtener la primera victoria en un Sudamericano, faltarían aún cuatro años, más precisamente ante Bolivia en territorio local, por 7 a 1, pero esa claramente es otra historia.

Advertisement

More in Fútbol Internacional