Síguenos en

Ligas Internacionales

Manchester United 1-2 Sheffield United: El Sheffield da la sorpresa y tumba al United

Hoy se jugó en Old Trafford el partido entre Manchester United y Sheffield United, correspondiente a la 20° jornada de la Premier League.

La magia de la Premier League hizo acto de presencia en Old Trafford. El Manchester United no perdía un partido liguero desde el 1 de noviembre, y hoy pierden ese invicto contra el Sheffield United, que sólo había ganado un partido en esta edición de la Premier League. Bryan marcó el primero y Burke el segundo para que los ‘blades’ dieran la gran sorpresa en Manchester y recuperaran la ilusión en una temporada que viene siendo tan negativa para el equipo que en la campaña pasada fue la revelación de la liga. Por su parte, el Manchester United jugó un partido muy discreto y sueltan el liderato. El Manchester City celebra, porque es líder con un punto más que su vecino y un partido pendiente; es decir que pueden tomar una ventaja hasta de cuatro puntos.

Primer tiempo

Los planteamientos iniciales de cada quien no sorprendieron a nadie: el Sheffield United esperaba replegado, muy cerca de su propio arco, para salir rápido al contraataque y aprovechar los espacios que encontraran a campo abierta; por consecuencia de las intenciones del Sheffield, el Manchester United tomaba la iniciativa del partido con balón y, en vez de ese planteamiento reactivo con el que más cómodos se sienten los ‘red devils’, les tocaba atacar en estático, intentando encontrar los caminos para quebrar al bloque bajo y tan compacto que proponía el conjunto dirigido por Chris Wilder.

Y como ya viene siendo costumbre esta temporada, al Manchester United le costó mucho sentirse cómodo con el balón en los pies pero sin espacios para correr. El Sheffield ponía el ‘autobús’ y realmente sufría muy poco (por no decir nada) para mantener su arco en cero. El United tuvo un 77% de posesión de balón y un total de 7 remates en el primer tiempo, pero sólo dos fueron a puerta (otras dos fuera y los otros tres fueron bloqueados por la zaga del Sheffield). Pocos ataques claros por parte de los dirigidos por Solskjaer. No lograban habilitar a los atacantes en zonas de peligro y les costaba progresar por el carril central.

Dave Thompson – Pool/Getty Images

Por su parte, el Sheffield estaba muy cómodo en el partido, tan cómodo como no se les veía desde la temporada pasada. No sólo se defendían bien en el repliegue, sino que además pudieron subir al ataque en varias ocasiones y se plantaron en campo rival durante varios lapsos del juego. No generaron demasiado en ataque, porque ese no era el plan. La propuesta reactiva de Wilder rindió sus frutos; mantuvieron la seguridad defensiva en todo momento durante el primer tiempo y, cuando podían, atacaban. Y al 23′ llegó el premio para el Sheffield; aprovecharon un error del United (de Tuanzebe y De Gea, concretamente) en un tiro de esquina y Kean Bryne quedó solo para cabecear y mandar un remate cruzado que le dio una ventaja sorpresiva al cuadro visitante.

De las pocas noticias positivas para el Manchester United en este primer tiempo fueron los 45 minutos de Paul Pogba. El centrocampista francés se posicionó en la base de la jugada, lejos del área rival, manejando los tempos del partido, y jugó una primera mitad de gran nivel en ese rol de organizador/director. Las estadísticas no mienten a la hora de evaluar el primer tiempo de Pogba: 69 toques, 52 pases (88,1% de precisión), 1 pase clave, 6/8 en balones largos, 4/5 en regates, 9/12 en duelos ganados y 2 entradas. Manejando los hilos del Manchester United.

Segundo tiempo

Las cosas no cambiaron demasiado para el segundo tiempo. El Manchester United mejoró y empezaba a inquietar a Aaron Ramsdale, pero tampoco con demasiada claridad. Los ‘red devils’ seguían teniendo mucho balón, pero no conseguían convertir eso en sinónimo de un dominio abrumador. Tuvieron una ocasión clara de gol en todo el segundo tiempo… y la fallaron. Pocas veces pudieron trasmitir peligro cuando se acercaban al área, mientras que el Sheffield solía transmitir que lo tenía todo controlado. El United no pudo girar a la zaga visitante y no encontraron una vía a través de la cual podían hacer daño; ni por izquierda, ni por derecha, ni por el carril central.

Al minuto 64 el Manchester United encontró el gol del empate a través de un tiro de esquina que cabeceó Harry Maguire para enviar un gran disparo cruzado. El United estaba siendo superior, pero tampoco se puede decir que haya hecho grandes méritos para empatar; con el empate parecía que los locales ya enderezaban el camino y que sería cuestión de tiempo para que pasaran a ganarlo y se llevaran los tres puntos… pero nada más lejano de la realidad. El United empató, pero no le sirvió para tomar el control absoluto del partido, sino todo lo contrario. El Sheffield se atrevió a más, creció en el partido y fue en busca del segundo gol en vez de cuidar el empate.

Foto de Tim Keeton

Los ‘blades’ no se conformaban con el empate, no se refugiaron, no se agarraron a ese 1-1, sino que fueron en busca del 1-2 que les diera una victoria tan sorpresiva como necesaria. Jugaban en campo rival y se plantaban cara a cara con el Manchester United. Esa valentía tuvo su premio al minuto 74; luego de una serie de jugadas en las que ingresaron la área desde banda derecha y la zaga rival rechazaba el balón y le quedaba la pelota de nuevo a los jugadores del Sheffield, John Lundstram encontró a Oliver Burke desmarcado en el área de frente al arco y se la pasó; Buurke recibió, se acomodó y remató… su remate se desvió en Tuanzebe y terminó superando la línea de gol para que el Sheffield recuperar la ventaja en el marcador.

El Manchester United insistió en el último tramo del partido para anotar el segundo y llevarse al menos un punto en condición de local, pero no les alcanzó para superar al muro que impuso el Sheffield. El cuadro visitante nunca perdió la concentración ni la templanza, se mantuvo firme atrás y aguantó el resultado en los últimos 15 minutos de partido. Más allá de algún remate sin demasiado peligro, los ‘red devils’ ni siquiera se acercaron al arco defendido por Ramsdale en su búsqueda por el 2-2.

Advertisement

More in Ligas Internacionales