Síguenos en

Ligas Internacionales

Aston Villa 1-2 Leicester City: Los foxes vencen a los villanos

El Leicester gana al Aston Villa con goles de Maddison y Barnes para mantenerse en plazas de Champions League

Aston Villa y Leicester City libraron un duelo de altos vuelos entre dos equipos que están rindiendo a un nivel muy por encima de lo esperado al inicio de esta temporada. El equipo de Brendan Rodgers supo jugar mejor sus cartas en la primera mitad y logró ponerse dos goles por encima en cinco minutos de inspiración de los de arriba. Los locales tardaron en rehacerse del susto y lo intentaron en la segunda mitad con más corazón que buen juego, aunque fue insuficiente para dar la vuelta al marcador.

Bajas sensibles

El Aston Villa llegaba a este partido como octavo clasificado y con opciones de ponerse a un punto de la Europa League tras firmar una primera mitad de temporada brillante. Los de Dean Smith saltaron de inicio sobre el verde sin su jugador insignia, Jack Grealish, que fue baja de última hora por lesión. El jugador del Villa hacía 48 partidos que no se perdía un encuentro liguero, desde el noviembre de 2019. El técnico local optó por poner a El Ghazi en su puesto junto a Traoré y Watkins en la punta de ataque.

El Leicester se presentaba a la cita en un gran estado de forma, habiendo perdido solo 2 de sus últimos 14 partidos en Premier. Los foxes llegaban al partido con las bajas de Justin y Fofana en la zaga, que Rodgers suplió con el joven Luke Thomas por izquierda y una pareja de carrileros por derecha con Castagne ocupando el lateral y Pereira por delante de él. Vardy volvía a ser el referente en ataque de este equipo, escoltado con excelencia por Maddison y Barnes. Entre todos tres ya suman 27 goles en lo que va de liga.

El arranque para los foxes

El partido empezó tal y como marcaba el guion. Ambos equipos salieron a mirarse de frente, sin miedo a jugar desde atrás, pero sin arriesgar en exceso en la fase de construcción. Los de Rodgers prescindieron del tercer central en la fase de construcción ante la tímida presión de Watkins, aunque Tielemans cayó puntualmente en esa demarcación para ayudar a su equipo a sacar el balón con más claridad.

El Leicester lo intentaba por la banda de Barnes, que hacía estragos a la defensa de los villanos cada vez que encaraba a El Mohamady, mientras que el Villa se encontraba perdido en ataque sin la brújula de Jack Grealish. El equipo de Birmingham acusó su baja, ya que casi la mitad (44%) de todos los goles en liga de esta temporada han llegado con el sello de Grealish en forma de gol o asistencia. Los primeros en intentarlo fueron los visitantes con una gran jugada de Barnes que fue replicada con una llegada de Traoré que salvó providencialmente Söyüncü.

RUI VIEIRA/POOL/AFP vía Getty Images

Pero el Leicester se mostró más efectivo en ataque y fue el primero en golpear. Llegando al ecuador de la primera mitad, Tielemans envió un balón largo para que Vardy lo luchase con los centrales del Villa, Barnes recogió el balón muerto y se lo dejó a Maddison, que puso un disparo exquisito a la cepa del palo largo de Emi Martínez. El meta argentino poco más pudo hacer que estirarse para adornar el disparo desde fuera del área del ‘10’ de los foxes.

Tras el primer gol, empezó el vendaval ofensivo visitante, que fue rápidamente a buscar el segundo.  Ricardo Pereira avisó con un disparo colocado que blocó con gran acierto Emi y Barnes puso tierra de entre medio con otro gol tan solo cinco minutos después. Vardy cazó un balón muerto dentro del área con un disparo potente que no pudo blocar el portero rival y Barnes remató el rechace a placer para distanciarse aún más en el marcador. El Villa lo intentó con un remate de Konsa a la salida de un córner, pero le costó enderezar su rumbo.

Una reacción que fue un espejismo

La segunda mitad empezó eléctrica. Solo se habían disputado dos minutos del tiempo complementario, cuando los villanos trenzaron una buena jugada por la banda izquierda de su ataque y el centro de Targett terminó a los pies de Traoré, que remató sin oposición desde el área pequeña para poner emoción al partido. El partido subió un grado de intensidad, pero el Leicester no perdió la cabeza y supo mantener la cabeza fría para no decaer anímicamente.

Barnes seguía haciendo daño cada vez que encaraba a su par y provocó una falta a la frontal del área que Emi sacó providencialmente cuando el disparo de Madisson ya se colaba por la escuadra. Esta fue la última intervención del mago inglés, que seguidamente tuvo que ser substituido por Mendy al sentir molestias en su tobillo izquierdo. La baja de uno de sus socios de lujo no bastó para poner fin al show de Barnes, que seguía bailando por la parte izquierda del ataque del Leicester. El extremo asistió entre líneas a Jamie Vardy que tuvo el 1-3 en sus pies, pero cruzó su remate en exceso.

El Villa lo siguió intentando en los últimos minutos sin demasiada claridad en los metros finales y el Leicester se encontraba cómodo buscando las suyas a la contra. Pocas cosas sucedieron hasta el final del tiempo reglamentario, aunque Mings tuvo el empate en su cabeza en el último minuto del añadido en. Finalmente, el partido se cerró con una ajustada victoria de los foxes que les sirve para afianzarse del segundo lugar y seguir soñando con llevar la Champions League al King Power Stadium el próximo año. Esta vez los villanos no pudieron con los héroes de la liga más inesperada de la época Premier.

1 Comment

1 Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

More in Ligas Internacionales