Síguenos en

La Liga

Kang-In Lee, más fuera que dentro

El talentoso surcoreano sigue sembrando dudas sobre su futuro en Mestalla, y su petición de dejar el club el próximo mercado sigue vigente.

El Valencia CF tiene muchas virtudes, pero el manejo del talento joven de la cantera no es uno de ellos. Tras la fatídica salida de Ferran Torres al Manchester City este pasado mercado veraniego por 25 millones, un precio que parecía irrisorio tras la gran temporada pasada del jugador de Foios y que ha acabado dando un rendimiento muy superior al precio pagado por el club mancuniano, Peter Lim y sus asesores parecen no haber aprendido de la lección.

El prodigio de Inchon es un oasis creativo en el pobre ataque del conjunto che. Tras las pérdidas de Rodrigo Moreno, Dani Parejo o el ya mencionado Ferran Torres, Javi Gracia se ha encontrado con un equipo con piezas interesantes en el apartado ofensivo, pero que carecen de esa calidad diferencial que desbloquea los sistemas defensivos rivales. El mayor indicado para liderar el ataque valenciano con su verticalidad era Gonçalo Guedes, pero el luso ha vuelto ha rendir por debajo de las expectativas del fichaje más caro de la entidad.

Ante esta situación, Kang-In se postulaba como el más indicado para conectar Uros Racic y Carlos Soler con el portentoso Maxi Gómez. El surcoreano tiene unas aptitudes como mediapunta de talento generacional, y la situación para su desarrollo era prácticamente inmejorable. Sin embargo, tras ser técnicamente engañado por la directiva, que planeaba renovar la plantilla y colocar a Kan-In Lee como buque insignia, Javi Gracia entró en rebeldía con los planes de Lim por no cumplir con sus peticiones de fichajes, y Kang-In ha ido perdiendo importancia en los onces del técnico navarro. El entorno del jugador y el mismo entraron en una especie de berrinche con Gracia y con el club, y demandaron el traspaso de manera inminente.

Y llegó el último partido, contra el Celta de Vigo en liga, donde el surcoreano fue titular y ganó el partido prácticamente solo. No solo generó la expulsión de Rubén Blanco tras un pase magistral a Maxi, que le dejó solo y que el de Paisandú aprovechó para generar una falta de último hombre, sino que también sirvió una asistencia en bandeja para que Manu Vallejo rompiera la igualada en el marcador y le diera los tres puntos al Valencia.

Tras el partido, saltaron las alarmas en las oficinas de Mestalla. Anil Murthy concertó una reunión con el padre de Kang-In, su representante, para hablar del futuro de su hijo en el club. La decisión, excepto a un cambio drástico de la situación, seguía firme, y el surcoreano a día de hoy se sigue viendo fuera del club. Los más optimistas lo ven como una medida de presión para mejorar las condiciones contractuales, pero lo cierto es que Kang-In Lee, a 23 de Febrero de 2021, no parece formar parte del futuro próximo del Valencia club de Futbol.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

More in La Liga