Síguenos en

Europa League

Granada 0-2 Manchester United: Rashford y Bruno ponen tierra de por medio

Los red devils, con goles de Rashford y Bruno Fernandes, se llevan una buena ventaja de cara a la vuelta. El Granada, peleando hasta el final.

Granada y United se vieron las caras en Los Cármenes, en el partido correspondiente a la ida de cuartos de final de la Europa League. Los red devils, tras controlar sin brillo el partido, se llevan un buen resultado de cara al partido de vuelta, aunque no podrán contar con jugadores vitales como McTominay, el mejor del partido, Luke Shaw o Maguire. 

Maravilla de Rashford y 0-1

Salió el Granada sin miedo al partido. Ya en el primer minuto lanzó una gran presión al área rival que dificultó mucho la salida de balón del conjunto inglés. Los nazaríes salieron con un 4-2-3-1, con Kenedy en la izquierda y Puertas en la derecha. Por su parte, los red devils salieron con el mismo sistema, con Rashford en la izquierda y Greenwood actuando como falso nueve. Con los dos equipos buscando la manera de sentirse cómodos en el verde, llegó la anécdota del partido: la salida de un espontáneo buscando su minuto de gloria, curioso tratándose de un partido a puerta cerrada.

Pronto empezaron los ingleses a controlar los tiempos del partido, con los andaluces resguardándose atrás, sabedores que sus rivales eran mucho más letales a la contra que en la creación. Con la necesidad de buscar huecos y abrir la defensa rival, los visitantes buscaban permanentemente a su jugador más desequilibrante, Bruno Fernandes, que bajaba mucho a recibir el balón. Esto junto a algunos pases de McTominay, que rompió líneas varias veces, crearon inseguridades en la zaga nazarí. Aún sin generar peligro, los ingleses circulaban muy rápido el balón en tres cuartos. 

Imagen

Las ocasiones tardaron en llegar, no fue hasta el 27’ cuando tras uno de los pases ‘rompe líneas’ de McTominay encontró a Rashford, y éste puso un centro-chut que se fue envenenando, pero finalmente salió por línea de fondo. Tres minutos más tarde, tras una buena jugada de Puertas desbordando hasta la línea de cal, cedió un balón atrás y, Soldado sin ángulo no logró encontrar portería. 

Acto seguido, sacó De Gea de portería dándole el balón a Lindelof, quien avanzó unos metros y, desde campo propio, envió un balón larguísimo batiendo todas las líneas buscando un desmarque de extremo de Rashford, que bajó el balón como si dispusiera de un guante en la bota, condujo unos metros y, con un suave toque raso, envió el gol al fondo de la red. Maravilloso control y perfecta definición. 

A partir del gol, el Granada le puso una marcha más al partido y empezó a llegar al campo rival mucho más de lo que lo había hecho hasta el momento. Dispusieron los nazaríes de varias ocasiones y llegadas peligrosas al área visitante. Tras un balón a la espalda de la zaga inglesa, encontraron a Yangel, que con un centro-chut, puso en problemas a De Gea y el balón acabó dando en el palo antes de salir a córner. Y de estrategia también lo intentaron los de Diego Martínez, buscando a Kenedy que, con una difícil volea, no puso en problemas a De Gea esta vez. 

Bruno amplio la ventaja en el 90′

Se inició la segunda parte con un único cambio en las filas inglesas, se quedó en el banquillo Shaw, que se perderá la vuelta por sanción, y salió en su lugar Alex Telles. El partido se reanudó con la misma dinámica con la que acabó el primer acto, el Granada igualando fuerzas e intentando llegar al área rival. Pero no generó gran peligro a su rival. La primera ocasión que dispuso fue calcada a la última del primer tiempo, una volea de Kenedy que De Gea atrapó sin dificultades. 

Cada vez que el United intentaba controlar el juego, su rival se iba atrás para evitar las contras, pues era cuando los ingleses generaban más peligro a lo largo del partido. Los de Diego Martínez sabían que el resultado de 0-1 no podía ser ampliado por su rival, ya que en alguna acción podrían intentar empatar el partido y, en caso de no lograrlo, ir a Old Trafford con esperanzas. Un duro contragolpe para los españoles fue la lesión muscular de Duarte, su baluarte en defensa, y su lugar lo ocupó Germán.

Los nazaríes, por mediación de Yangel, que estaba siendo su mejor jugador, estaba encontrando algunas acciones para hacer daño a la defensa visitante. Tras un fallo es la salida de balón por parte de Greenwood, salieron en tromba los españoles con Yangel conduciendo, éste cedió a Neva que ya dentro del área disparó y se encontró con la pierna de Lindelof. Ocasión clara para los locales, que no rendian e intimidaban a su rival.

Imagen

El United estaba desconectado del partido, además no lograba encontra a Bruno y por lo tanto, no generaba ocasiones de peligro. Todos los contraataques que intentaban eran interceptados por algun defensa del cuadro español. En el 82′ dispusieron los de Solksjaer de una doble ocasión con James generando la jugada y cediendo primero a Bruno, que no logró finalizar un mano a mano con Rui Silva, y Matic después.

Ya en el 90′, tras un manotazo de Eteki a Bruno dentro del área, el árbitro señaló pena máxima. Fue Bruno precisamente quien se encargó de lanzarlo y convertir el 0-2. Tocó el balón Rui Silva pero no pudo evitar el tanto de su compatriota. Se llevan una buena ventaja los ingleses de tierras andaluzas sin jugar su mejor partido, pero con una buena primera parte. Demasiado cástigo para un Granada combativo.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

More in Europa League