Síguenos en

Athletic

Las claves del Athletic Club 1-1 Barcelona

Athletic y Barcelona empataron a uno en la segunda jornada de Liga en un partido muy intenso que nos deja muchos aspectos que analizar

El Athletic Club 1-1 Barça de ayer fue uno de esos partidos que a todo aficionado del fútbol le gusta ver. Fue un partido con mucha intensidad, ocasiones, y matices tácticos que hicieron de ayer, probablemente, el mejor partido de la jornada. Vamos a analizar el partido, estas fueron las claves del empate a uno.

San Mamés

Ayer fue el día de la vuelta de los aficionados del Athletic Club a su casa. Todas las vueltas del público a los estadios son notables, pero en el caso del Athletic mucho más. ‘La Catedral’ se vistió de gala para recibir al Barcelona y llevó en volandas a su equipo durante los 90 minutos. A pesar de ser tan solo 10.000 aficionados en el estadio, los hinchas del conjunto de Marcelino apoyaron al equipo en todo momento, lo que hizo que estos parecieran tener energía casi infinita.

La presión del Athletic

El Barça estuvo asfixiado durante gran parte del partido. La presión del Athletic tanto en salida de balón como en todos los rincones del campo hizo que el equipo blaugrana estuviera incómodo en todo momento. La salida de balón de los chicos de Koeman fue muy complicada por la dificultad de encontrar a los jugadores del centro del campo ( Busquets, Pedri y De Jong ) y poder empezar la jugada desde ahí como lo suelen hacer. Esto causó muchas pérdidas de balón o despejes a los que el Barça no está acostumbrado, por lo que el Athletic conseguía hacerse con la posesión de balón y, por lo tanto, que el Barcelona no atacara.

La falta de gol

Tanto durante toda la primera parte como en los inicios de la segunda el Athletic tuvo opciones para ampliar su ventaja en el marcador. No es nada fácil crearle tantas ocasiones a un equipo como el Barça, pero cuando los creas tienes que aprovecharlas. Iñaki Williams tuvo varias ocasiones claras, pero este sigue negado con el gol, así como el equipo en general. Una faceta que tiene que mejorar el equipo de Marcelino sea como sea.

De Jong

Cuando De Jong apareció en el partido, el Barça creció y el Athletic dio un paso atrás. Cuando el Barça estaba incómodo era cuando el holandés no entraba en juego debido a la presión vasca, pero a la que Frenkie empezó a entrar en juego su equipo lo notó y mucho. Potencia, calidad, visión… todo esto es lo que aporta De Jong al equipo cuando este puede dominar los partidos, y en estas situaciones es un jugador decisivo como lo demostró ayer.

La expulsión de Eric

Cuando todo parecía que acabaría con reparto de puntos, Nico Williams le robó la cartera a Eric García y se plantó solo delante de Neto, pero el central catalán lo paró al borde del área. Aunque esto le costó la expulsión, le rescató dos puntos al Barça cuando, quién sabe, era probable que si no hubiera tomado esa decisión el equipo de Bilbao se hubiese llevado los tres puntos.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

More in Athletic