Síguenos en

Betis

Betis 0-1 Real Madrid: Carvajal salva los muebles en el Villamarín

Real Betis y Real Madrid se enfrentaron en el Benito Villamarín, en un partido correspondiente a la tercera jornada de LaLiga Santander

Con lo justo, pero el Real Madrid se lleva el resultado deseado en el siempre complicado Benito Villamarín. Los dirigidos por Carlo Ancelotti tuvieron que sufrir hasta el final ante un Betis que plantó cara y supo complicarles las cosas, aunque no fue suficiente para que los verdiblancos pudiesen sumar puntos en casa. Finalmente al Madrid le bastó con un gol(azo) de Dani Carvajal para llevarse tres puntos de suma importancia en el torneo liguero, luego de haberse dejado puntos en la jornada anterior contra el Levante (3-3).

Primer tiempo

El Real Madrid entró con el pie derecho al partido. Los blancos se plantaron en campo contrario desde el comienzo y los primeros diez minutos fueron de control total por parte de los visitantes. El Real Betis se refugiaba en su propio campo, incapaz de quitarle el balón al Madrid, que salía jugando con pulcritud desde atrás con un David Alaba que servía de comodín en cada posesión. Con Vinicius y su desequilibrio como principal arma, el Real Madrid se acercaba al área verdiblanca, pero no fueron capaces de generar ocasiones claras de gol.

Pasados esos diez minutos iniciales, el Real Betis pudo acomodarse en el terreno y tomó el control del juego. Con una buena presión y cerrando líneas de pase, los locales obstaculizaron la salida de balón del Madrid. los merengues no encontraba ninguna facilidad para salir jugando y empezaron a fallar muchas pases (ya fuese por errores forzados o no) en zonas comprometidas de la cancha. Por tanto, el equipo de Manuel Pellegrini pudo recuperar la pelota en zonas de peligro y encontrar muchos espacios a campo abierto, aunque no supieron aprovecharlos para castigar a la defensa blanca.

Conforme pasaban los minutos más cómodo se sentía el Betis en el campo y más incómodo se sentía el Real Madrid. Los locales le quitaron el balón al equipo de Ancelotti y salían jugando desde atrás sin problemas. En la base de la jugada, Guido Rodríguez le daba un plus al Betis en salida, siempre decidiendo y ejecutando a la perfección, ya fuese para jugar en corto o en largo. Más adelantado estaba Sergio Canales, el director de la orquesta; toda jugada de peligro nacía en sus pies, siendo el motor que el Real Madrid nunca pudo frenar. En el último tercio del campo, Nabil Fekir fue el protagonista para los béticos: desequilibró, generó peligro y alarmó a la zaga rival, pero no fue capaz de crear ocasiones claras de gol.

El Real Betis cerró el primer tiempo dominando el centro del campo y, a partir de ahí, dominando el partido. Sin embargo, mientras más metros avanzaban en el terreno más les costaba tener claridad. Se plantaban continuamente en campo contrario, pero cada avance prometedor al arco de Thibaut Courtois se vio frustrado por las malas decisiones de los jugadores verdiblancos.

Por su parte, el Real Madrid nunca pudo volver a tener el dominio de los primeros minutos del compromiso. Varias piezas fallaron en el tablero de Carlo Ancelotti, que le impidieron progresar en la primera parte. Gareth Bale brilló por su ausencia en los 45′ iniciales, Isco ralentizó el juego merengue con cada balón que tocaba y Casemiro estuvo muy impreciso con la pelota en sus pies, teniendo una influencia negativa en este aspecto del juego de su equipo; ellos tres fueron de los puntos más bajos del Real Madrid en el plano individual. En la otra cara de la moneda, Karim Benzema y Vinicius generaron el poco peligro que tuvo el conjunto visitante.

Segundo tiempo

Los visitantes salieron con otra energía a la segunda mitad. Lejos del ritmo lento del primer tiempo, el Real Madrid salió a presionar arriba la salida del Betis y supo complicarle las cosas a los locales. Los verdiblancos perdieron varios balones en salida y les costaba muchísimo construir una posesión larga. Ya no eran capaces de plantarse en campo contrario y el Real Madrid se volvió a hacer fuerte, recuperando esa superioridad que tuvo en el comienzo del juego y sumándole a eso una serie de llegadas con peligro al área rival.

El asedio blanco empezaba a ser incontrolable para el Real Betis, que se defendía como podía. El cuadro local se resguardaba cada vez más cerca de Rui Silva, despejando el balón apenas podía. Germán Pezzella se hizo enorme, cubriendo mucho terreno en defensa. Pero no era suficiente para frenar el ímpetu y el peligro merengue, y la sensación era que el 0-1 era cuestión de tiempo. El Real Madrid ya empezaba a tener ocasiones claras de gol, principalmente a través de Benzema y Vinicius; el francés tuvo un cabezazo de frente al arco que Rui Silva alcanzó a desviar a puro reflejo y más tarde el brasileño apareció por el corazón del área para rematar un centro de Miguel Gutiérrez, pero su disparo se fue muy desviado.

En medio de la superioridad del Madrid, el Real Betis tuvo una oportunidad de oro. Tras luchar con medio mundo, Juanmi se llevó el balón y quedó de frente al arco, sin más oposición que Thibaut Courtois. A su lado derecho lo acompañaba un compañero y quedaba como último hombre Miguel Gutiérrez; el canterano merengue acompañó a la perfección la jugada y pudo acabar con el peligro verdiblanco cuando Juanmi decidió descargar con su compañero, aún teniendo el camino libre para plantarse mano a mano con Courtois.

Y el que no hace le hacen. En la acción directamente posterior a ese fallo de Juanmi, Benzema recibió el balón por la banda izquierda y metió un centro perfecto para Dani Carvajal, que llegaba por sorpresa por la banda derecha y metió una volea sensacional para marcar el primer gol del partido con un disparo cruzado inatajable para Rui Silva.

Tras el gol del del Madrid, el partido se descontroló. Aumentó el ritmo de juego en ambos equipos y el encuentro pasó a ser de ida y vuelta, con aproximaciones por las dos partes. El Real Betis amenazaba con el empate y tuvo alguna ocasión de peligro, aunque ninguna demasiado clara. Los locales intentaban llegar al gol por todas las vías, mientras que el Real Madrid aguantaba y salía al contraataque buscando el segundo gol que sentenciara el resultado.

En los últimos minutos del partido y con el Betis totalmente jugado, el Real Madrid aprovechó los espacios que quedaban atrás para ir en busca del 0-2. Tuvieron una ocasión clarísima de gol con Karim Benzema, que conectó con el recién ingresado Eden Hazard y el belga tuvo suficiente tiempo y espacio para rematar, pero Rui Silva evitó el gol de Hazard.

Los locales no se rindieron en su búsqueda por el empate. El Real Madrid se dedicó en el tiempo agregado a defender el resultado y resistía muy cerca de su propio arco. El Betis movía el balón de lado a lado, buscando algún espacio para entrar al área blanca… y ese espacio apareció. En la última jugada del partido, Nabil Fekir recibió de espaldas en el centro del campo, se giró y encontró espacio para correr, filtró un balón por banda derecha para Cristian Tello, que desbordó y metió el balón al corazón del área; ahí apareció Martín Montoya con la oportunidad de convertirse en héroe, pero su remate fue mordido, muy fácil para Courtois. El Real Betis la tuvo, pero no la aprovechó.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

More in Betis