Síguenos en

Conmebol

Argentina 3-0 Bolivia: Messi lidera a una Argentina ganadora

Con altura, Argentina venció 3 a 0 a Bolivia con 3 goles de Messi y sigue buscando la punta en la tabla de las Eliminatorias 2022

Cerrando con la jornada 9 de las Eliminatorias para el mundial 2022, Argentina superó ampliamente a Bolivia y suma 18 puntos, pero sigue un paso atrás de Brasil que parece ser invencible. Sin embargo, se vio a un equipo muy sólido que, apoyado por la gente en el estadio, dio un verdadero recital con un hat-trick del mejor jugador del mundo.

Repasamos lo que fue el encuentro.

Ganando desde el saque

En este partido, Argentina no solo tuvo el plus de ser campeón de America, sino que también tuvo un cálido recibimiento por parte de la hinchada, que volvió a asistir a un partido de la selección argentina tras un año y medio, con el impedimento de la pandemia. Todo este tiempo sirvió para que el apoyo hacia los jugadores de la albiceleste sea mayor. Y es que se hizo notar la presencia de los fanáticos desde el minuto 0′, donde Bolivia se veía sumisa ante el poderoso conjunto local.

Un encuentro que enfrentó a una potencia sudamericana con una de las selecciones más pobres en cuanto a calidad y técnica. Y se notó desde el arranque la s intenciones de los dos equipos. Los de Scaloni buscaban constantemente ampliar la cancha, con pases filtrados y centros a la carrera de Lautaro Martínez. Por el otro lado, la monotonía boliviana; todas las jugadas desembocaban en Marcelo Moreno Martins, delantero y emblema de la selección boliviana. La falta de factores sorpresa en el ataque del visitante transformaban las jugadas en unas completamente predecibles al ojo del defensor argentino.

Argentina no tardó en golpear. Y en el minuto 13′, como si fuese un guión perfectamente escrito, Lionel Messi tomó la pelota en la medialuna del área, tras un muy buen robo y pase de Paredes, e hizo lo imposible. Lo que algunos llaman “Inmessionante”, la rutina de lo extraordinario. En una baldosa y con un caño se deshizo de un rival y con la cara interna del botín izquierdo puso la pelota donde las arañas tejen sus nidos. Sin posibilidad para Lampe, que a pesar de estirarse con todas sus fuerzas no logró llegar a tiempo. El pequeño ’10’ se va al banderín del córner a festejar, señalando el parche de campeón ante las gradas, eufóricas y atónitas al ver semejante barbaridad. Ni en el mejor de los sueños. Argentina ganaba 1 a 0 y el Estadio Monumental era una fiesta.

La diferencia en cuanto a jerarquía fue notoria. La falta de calidad individual se hizo visible en cada intento de ataque boliviano. La línea defensiva del local parecía ser inquebrantable y la frustración por no encontrar espacios se acumulaba a la impotencia que sentía el equipo visitante, ante la imposibilidad de superar al contrario.

La otra cara de la moneda brillaba; Argentina se lució en facetas tanto ofensiva como defensiva. En la parte trasera ni se inmutó. Ante la ausencia de Cristian Romero, Pezzella supo remplazarlo, estando a la altura del partido. Pero claramente lo que sobresalió fue el mediocampo y la delantera. Un Paredes fino, interceptando en cada jugada de peligro boliviana, superando marcas y siendo siempre el primer pase de todas las jugadas del once argentino. Otro que se destacó fue Di María, un jugador que creció desde su gol en la final frente a Brasil. Ágil, vertiginoso y atrevido en esa banda izquierda, combinando de muy buena manera con Messi. Una clara fue en el minuto 42′, entre los dos zurdos, que terminó con un remate desviado de la ‘Pulga’.

Superávit futbolístico

Cuando el partido parecía estar definido en la primera parte, no en cuanto a resultado pero en cuanto a juego. La brecha en el nivel se extendía minuto a minuto, la gente coreaba y cantaba. Una verdadera fiesta. En el minuto 64′ se iba a confirmar esto; Messi volvía a aparecer, esta ve con una combinación exquisita con Lautaro Martínez. Una doble pared que terminó con una definición cruzada de derecha por parte del astro argentino que supera a Pelé como máximo goleador de una selección sudamericana en la historia del fútbol. Un récord que se venía manteniendo por más de 50 años y hoy fue quebrado por Lionel.

Y por si fuese poco, en el minuto 88′ el ’10’ coronó el encuentro con otro gol, completando el hat-trick tras un rebote luego de un remate desde lejos de Paredes. Una noche inolvidable para Argentina en el ámbito internacional, con la vuelta del público, el recibimiento al campeón y lo más importante: la formación de un grupo muy unido que busca meterse al mundial de Catar 2022.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

More in Conmebol