Síguenos en

Celta

Real Madrid 5-2 Celta: Remontada y tres puntos en la vuelta a casa

Los merengues se imponen en un partido de infarto con goles de Benzema (x3), Vinicius y Camavinga y se mantienen en lo más alto de la tabla 

Real Madrid y Celta de Vigo se enfrentaban esta noche en la vuelta de los blancos al Santiago Bernabéu más de 580 días después de su último partido en el feudo madridista.  

Los vigueses dinamitaban la cuarta jornada liguera con un gol tempranero de Santi Mina, pero los madridistas lograrían darle la vuelta al marcador en la segunda mitad con un ritmo de juego vertiginoso que propició ocasiones constantes en las dos áreas. 

Primera parte: Juego blanco y marcador celeste 

El Celta saltó esta noche al césped del nuevo Bernabéu con la intención de aguar la fiesta de reinauguración del estadio. Partiendo en 1-4-4-2, los vigueses implantaron una presión arriba asfixiante en los primeros compases del encuentro, y a los 3 minutos de partido Santi Mina aprovechaba una mala salida desde atrás de Nacho y Miguel Gutiérrez para inaugurar el marcador. 

El varapalo no pareció afectar a los pupilos de Carlo Ancelotti, que se encomendaron, de nuevo, a un gran Vinicius para buscar la remontada. Tan solo tres minutos después del tanto en contra, un testarazo del brasileño tras una falta lateral de Modric obligaba a Dituro a sacar la mano izquierda para salvar el empate.  

También partiendo de 1-4-4-2, el Madrid fue encontrando poco a poco su lugar en el campo y desató todo su juego durante la primera media hora de partido.  

Buscando transiciones rápidas y cambios de orientación constantes para dificultar las labores defensivas del rival y generar espacios para sus delanteros, los madridistas lograron encerrar al Celta en su propio campo y asediaron la meta rival en busca del empate.  

A los 23 minutos del encuentro, un gran cambio de juego de Casemiro a la banda derecha descolocaba a la defensa celtista y quedaba franco para Valverde, que mataba el cuero atrás y servía el gol en bandeja para la volea de Benzema.

Tras la igualada en el marcador, el Madrid siguió buscando la portería de Dituro para certificar su remontada. Sin embargo, cuando más sólido parecía el juego merengue, iba a llegar el segundo mazazo gallego de la primera mitad.  

Cuando justo se cumplía la media hora del encuentro, una gran descarga de Iago Aspas sacaba de sitio a Nacho y dejaba solo a Hugo Mallo, que cedía el cuero atrás para el remate de espuelas de Cervi. El remate del argentino se iba a encontrar con la madera, pero el rechace volvía a los dominios del argentino para que pusiera el segundo tanto en el electrónico.  

Este nuevo revés generó dudas en el juego del equipo blanco, que pasó el último cuarto de hora de la primera mitad en una travesía por el desierto que dio aire al Celta y le permitió llegar con ventaja al descanso.

Segunda parte: Remontada madridista y correcalles 

Con el público todavía volviendo a sus asientos, el Real Madrid hacía los deberes y volvía a igualar el marcador. Cuando se cumplían poco más de 40 segundos de la segunda mitad, Karim Benzema cabeceaba un centro milimétrico de Miguel Gutiérrez y su remate se alejaba del guardameta hasta perforar la portería.  

Los madridistas recuperaron su fútbol tras el paso por vestuarios y volvieron a acorralar a su rival en campo propio buscando el tercer tanto.  

Benzema recibía de espaldas el cuero en medio campo y con un pase al hueco espectacular habilitaba a Vinicius para plantarlo mano a mano frente a Dituro. El brasileño no dudaba y, tras un buen amago, batía por bajo al guardameta para completar la remontada y dejar una imagen para la historia celebrando el tanto con la grada en la vuelta del público al Santiago Bernabéu.

El Celta no bajó los brazos pese a verse por primera vez en el encuentro por detrás en el marcador y rompió el partido convirtiendo el juego en un constante ida y vuelta.  

En este desorden total iba a brillar la figura de Thibaut Courtois, que con una doble parada muy meritoria a Iago Aspas y Solari salvaba el tercer tanto en contra.  

Carlo Ancelotti quiso reaccionar entonces para recuperar el control del juego y retiraba del terreno de juego a Hazard para reforzar el centro del campo con el debut de Camavinga.  

Justo después de realizarse el cambio, un error defensivo del Celta iba a propiciar una nueva ocasión de gol para Vinicius. Sin embargo, el disparo abajo del brasileño se encontraba con los pies de Dituro. 

El ritmo del juego no decaía y, con todo el Celta volcado en ataque, el Madrid iba a sentenciar el encuentro en el minuto 71 del encuentro. Luka Modric obligaba a intervenir al guardameta celtista tras una gran conducción en diagonal y Camavinga aprovechaba el rechace para completar su debut soñado y anotar el cuarto tanto madridista.  

Los merengues renunciaron al control del juego tras el tanto del francés para replegar filas y buscar el quinto a la contra aprovechando los espacios a la espalda de la zaga gallega.  

Tras una recuperación en campo propio, Benzema lanzaba el contraataque abriendo el cuero a Vinicius, que partiendo desde el pico derecho del área grande se metía entre los centrales y forzaba el penalti. Benzema fue el encargado de lanzar la pena máxima y completaba su “hat-trick” con un gran lanzamiento a la escuadra izquierda de Dituro.  

El pitido final del colegiado certificaba la victoria merengue, que con estos tres puntos se coloca en lo más alto de la tabla clasificatoria tras endosarle una manita al Celta de Vigo.  

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

More in Celta