Síguenos en

Betis

Granada 1-2 Betis: Canales salva al Betis con una jugada maradoniana en el 89′

Granada y Betis se vieron las caras en Los Cármenes, en el partido correspondiente a la 4a jornada de LaLiga Santander

El Betis se llevó los tres puntos en Los Cármenes. Tras una primera parte excepcional con un Rodri estelar, el Betis fue perdiendo fuerza y el Granada se fue encontrando. Un partidazo que dejó tres golazos espectaculares: Rodri, Luis Suárez y una jugada espectacular de Canales en el 89′ para sentenciar a sus rivales. El conjunto bético perdonó mucho pero acabó con una victoria que sabe muy bien.

Rodri dio ventaja al Betis en el 45’+2

Salió el Betis reservando a varios jugadores con vistas al encuentro de Europa League del próximo jueves, pero con mucha más intensidad que su rival. Los primeros diez minutos fueron de control total bético, que encontraron en la debilidad defensiva nazarí su mejor arma. Entre Fekir, Borja y, sobretodo, Rodri, circulaba todo el juego verdiblanco. El canterano bético, de 21 años, fue todo un puñal por banda derecha. Con el ’28’ a la espalda, el joven jugador fue el mejor sobre el verde en el primer acto. Una clase de controles, visión, desborde, velocidad y definición, un jugador diferente.

Un pase de Rodri dejó solo a Fekir ante lo que pudo haber sido el 0-1 a los 4 minutos del pitido inicial, pero un mal control del francés frustró sus planes. Se suele decir que cuando el portero es el mejor de un equipo no es buena señal, pues eso le sucedió al conjunto local. El Granada se salvó de una goleada en los primeros 45′ gracias a su arquero, el joven portugués Luis Maximiano. Buen sustituto de Rui Silva, que recibia una sonora pitada cada vez que tocaba el esférico, ha encontrado el Granada. Pero los errores defensivos, acabaron por pasar factura a los nazaríes.

El Betis continuaba siendo dueño y señor del partido, mientras que el Granada no conseguía fructificar las galopadas de las que disponía. Únicamente Montoro pudo abrir la lata tras un buen centro de Monchu desde la derecha, pero apareció Bellerín para apagarle la luz al centrocampista valenciano. El conjunto dirigido por Pellegrini dispuso de muchas ocasiones para dejar casi sentenciado el partido, pero el portero portugués de encargo de secar a los delanteros béticos.

Ya cuando el partido se encaraba hacia el túnel de vestuarios, apareció Rodri como un volcán en erupción. Una mal saque de banda granadino, propició un contragolpe de libro del Betis. Recibió Rodri, bien abierto en banda, en tres cuartos para encarar a su defensor. El extremo se fue hacia dentro para amagar un disparo y, finalmente, quitar todas las telarañas de la portería de Maximiano. Imparable el disparo del joven jugador bético.

El Granada consigue el control, pero no finaliza el trabajo

Salió el Granada con las ideas más claras en el segundo acto. El conjunto local quería tener más control de balón y, a raíz de él, fomentar su juego e ir creciendo. El primer paso lo fue consiguiendo con el paso de los minutos, pero no conseguía llegar a ver portería rival con solvencia. En cambio, el Betis seguía desperdiciando acciones manifiestas de gol. Tello, en una acción clarísima, y Fekir probaron a Maximaino, que seguía siendo providencial bajo palos.

Conforme avanzaba en encuentro, éste se iba volviendo más peligroso para el Betis. Durante unos minutos, se volvió un auténtico correcalles. En medio del caos, apareció Luis Suárez para desatar a la afición de Los Cármenes. El delantero colombiano se sacó un derechazó desde la frontal para perforar las redes de Rui Silva. Un potente disparo que entró por el primer palo e hizo corta la estirada del portero portugués en su regreso a casa. Golazo del delantero del Granada para poner tablas en el marcador.

El Betis no se encontraba a sí mismo y no lograba conectar con sus jugadores de más talento. Rodri y Fekir pasaron más desapercibidos en el segundo acto, y el Betis lo notó. En medio del caos, Guido aprovechaba para ordenar un poco a su equipo, que estaba perdido en Los Cármenes. Por su parte, Robert Moreno introdujo cambios muy ofensivos en la búsqueda de un triunfo vital para su equipo. Jorge Molina y Bacca entraron al verde para hacer posible una hipotética remontada, y de ocasiones dispuso para lograrlo.

Cuando mejor estaba el Granada y más apretaba Los Cármenes, apareció Canales para dejar uno de los golazos de LaLiga. Recibió en cántabro en el centro del campo, de espaldas se deshizo de un defensor, en carrera evitó a otros tres soltando un túnel y, ya insertado en el área rival, levantó la mirada y envió el balón a la cepa del palo para hacer el segundo de su equipo.

Normalmente, cuando un equipo perdona tanto lo acaba pagando. El Betis falló mucho en el primer acto y en el inicio de la segunda, el Granada le quitó el balón en el segundo acto y el partido iba en contra de los béticos. Pero apareció un crack. Apareció Canales para darle los tres puntos a los de Pellegrini con una jugada de museo. Tremendo. Sufrió el Betis pero acabó sacando adelante el partido ante un Granada que se vino arriba en los últimos minutos.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

More in Betis