Síguenos en

Celta

Análisis: El Celta se atasca y no despega

El equipo vigués aún no ha conseguido vencer y se sitúa en el pozo de la clasificación.

Mal inicio de campaña del Celta en esta liga 2021/22. Tras la derrota frente al Cádiz en Balaídos por 1-2, ya son cinco las jornadas disputadas y solo ha sumado 1 punto de 15 posibles. Pese a esta mala dinámica, el equipo de Coudet ha competido generalmente bien y se ha enfrentado a algunos rivales duros de la categoría. Lo repasamos.

El equipo vigués, comandado por la estrella Iago Aspas, debutó en liga el 15 de agosto contra el vigente campeón, el Atlético de Madrid, en Balaídos. Los colchoneros se impusieron por 1-2 en un encuentro en que tuvieron que romper la igualada en dos ocasiones. Destacó Correa, que anotó los dos tantos madrileños. Una semana más tarde, el equipo viajó a Pamplona para enfrentarse el lunes a Osasuna, partido que acabó en empate a cero en el electrónico y los jugadores no transmitieron buenas sensaciones. Apenas chutaron cuatro veces y no registraron ningún disparo a puerta, por lo que se pudo considerar el empate como un buen resultado. 

Llegó la tercera jornada, la última antes del primer parón de selecciones y el Celta volvía a recibir un gran rival. En este caso, el Athletic Club. Los gallegos dispararon en más ocasiones que los vascos, pero se toparon con una de esas tardes en qué el punto de mira está desviado. Consiguieron chutar en 13 ocasiones, pero ninguna de ellas exigió al meta rival, Unai Simón. Por su parte, el Athletic fue más efectivo y de los seis disparos que realizó, dos fueron a puerta. Es decir, el gol (obra de Iñaki Williams) y otro más. 

Tras el parón de selecciones, donde algunos jugadores del Celta fueron convocados con sus selecciones (por ejemplo Bráis Méndez). El equipo volvía a jugar a domicilio y otra vez más contra un contrincante “top”. El calendario indicaba que en la cuarta jornada (12 de septiembre), los gallegos se tenían que enfrentar a uno de los candidatos para ganar la liga como es el Real Madrid. Santi Mina volvió a marcar en el Bernabéu como ya hizo en su anterior visita, y concretamente fue el autor del primer gol en el estadio blanco tras las obras que se están llevando a cabo desde el inicio de la pandemia, en marzo de 2020. El equipo vigués disputó una gran primera parte yéndose al descanso ganando por 1-2, pero en la segunda mitad se desinfló y acabó encajando cuatro goles del conjunto madridista. 

El viernes por la noche, como ya he comentado, los gallegos sumaron una nueva derrota. A priori, contra el rival más asequible de los cinco partidos. Los jugadores hicieron una primera parte muy mala, siendo muy pobres en ataque y concedieron dos goles en cinco minutos en el tramo final de la primera parte. En los segundos 45 minutos, el partido cambió por completo. El Celta se adueñó completamente de él y se instaló en campo gaditano durante todo el tiempo. Santi Mina recortó distancias en el 64’ y todo el equipo luchaba para darle la vuelta al marcador, pero no fue posible ya que la mayoría de chutes salieron desviados. Además, Iago Aspas y Murillo se toparon con el larguero en el minuto 90 y 95 respectivamente, impidiéndoles así el tanto. 

El próximo partido del Celta será el martes a las 22h en el Ciutat de València frente al Levante, donde necesitan sumar de tres urgentemente. Veremos cómo se desenvuelve. 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

More in Celta