Síguenos en

Ligas Internacionales

West Ham 1-2 Manchester United: Lingard y De Gea se visten de héroes en Londres

Hoy se jugó en el London Stadium el partido entre West Ham y Manchester United, correspondiente a la fecha 5 de Premier League

La fecha cinco de la Premier continuaba con uno de los platos fuertes de la jornada; West Ham recibiría al Manchester United en su casa. Los de Moyes llegaban luego de un soñado debut en la Europa League. Los hammers, jugaron el jueves pasado ante el Dinamo Zagreb de visita, partido que ganaron los de Moyes con goles de Antonio y Rice. El debut en competencias internacionales les daba un ímpetu anímico positivo. La mala noticia, no contarían para este partido con su goleador Michail Antonio, ya que éste fue expulsado en la última jornada de Premier contra el Southampton

El Manchester United había tenido un debut contrario al West Ham. Los de Solskjaer sufrieron una dolorosa y terrible derrota ante el Young Boys en su visita a territorio suizo por la primera jornada de Champions. Los red devils llegaban a este encuentro buscando dejar a un lado la amarga derrota ante el campeón suizo y sumar de a tres para seguir líderes del torneo. Los comandados por Cristiano Ronaldo ganaron ante el Newcastle en la última jornada de Champions gracias a un contundente marcador de 4-1 con protagonismo de Fernandes y Ronaldo. Ahora, debían enfrentar a un West Ham que llega crecido y dispuesto a no ceder puntos en su casa.

Primer tiempo

El partido inició con un dominio de balón por parte del Manchester United; el West Ham no sabía aún lo que era tomar la pelota. Los de Moyes esperaban en su campo el momento para robar el balón, los de Solskjaer eran más dentro del terreno de juego. El United presionaba alto en la salida rival y su medio favorito de ataque era la banda izquierda por medio de Luke Shaw, asociándose con Fernandes. Los red devils mantenían la pelota por medio de posiciones de balón largas, pero los hammers estaban con líneas muy compactas atrás. El West Ham no lograba salir de su propio campo y Bowen, quien jugaba en punta, ni siquiera había tocado la pelota en el partido.

El partido continuaba su rumbo y por momentos, los de Moyes salían de su campo y se atrevían a ir adelante, su medio de salida preferido era la banda de Coufal. El medio campo estaba plagado de jugadores, cuando Rice tomaba la pelota, ya tenía la marca de McTominay y Fred. El West Ham se animaba y se acercaba, Souček marcaba las salidas y ya hacían trabajar a David De Gea. Souček y Fornals dispararon al arco del español, pero se fueron desviados los disparos, aún así, los hammers se estaban metiendo en el partido. El partido estaba movido y de ida y vuelta; por el ManU, CR7 ya avisaba y se juntaba con Pogba y Fernandes, con quienes dispararon al arco de Fabiański.

West Ham anota, rápida reacción del Manchester United

El ida y vuelta hacía que el partido fuera movido; el United tuvo la oportunidad más clara cuando en un tiro de esquina Bruno Fernandes remató de volea, estrellando el balón en el poste izquierda, dando un sus al estadio. El partido tuvo el primer gol, Benrahma disparó desde fuera del área, siendo el tiro desviado por Varane, quien le cambió la trayectoria de la pelota. El gol del argelino hizo estallar el London Stadium abriendo el marcador para el West Ham en un partido donde se veía complicado anotar a la muralla rival. La alegría le duró poco al local cuando Cristiano Ronaldo empató el encuentro por medio de un sublime pase de Bruno Fernandes; empatando así de nuevo el marcador.

El empate dio vida de nuevo al partido, Cristiano Ronaldo ya sumaba su tercer gol en esta Premier en dos partidos jugados. El Manchester United volvía a ser el dominador del partido, el West Ham empezaba a bajar los brazos y dejó de atacar. Ronaldo iniciaba a ser más letal cuando pisaba el área y Fabiański se estaba convirtiendo en héroe, tapando los disparos del astro portugués. El primer tiempo estaba llegando a su fin, y éste acababa de la misma forma cómo inició: El ManU atacando y con dominio del partido. El West Ham tenía momentos que demostraba dotes de calidad, pero no lograba dominar el encuentro en ningún momento.

Segundo tiempo

El partido continuó con mucho vértigo, Cristiano tuvo la oportunidad para poner el segundo de su cuenta cuando Fornals erró de gravedad y le dio la pelota a Bruno. Bruno se la dio a Ronaldo quien remató, pero apareció Fabiański para salvar al West Ham. El Manchester era más vertical y en cuestión de tres toques ya estaba de cara a rematar al arco rival; los de Moyes llegaban con mayor dificultad a la portería de De Gea. Los dos equipos estaban teniendo ocasiones de peligro, por momentos la sensación de mayor peligro era para los de Solskjaer. Los de Moyes preferían retrasar un poco más las líneas, dejando a Bowen como único en punta y con Fornals pivoteando y bajando a defender el balón a la media.

El United llegaba con mayo claridad y el asedio era sofocante para la defensa rival, pero Ogbonna y Zouma estaban imperiales atrás. Los red devils tenían la posibilidad de aumentar el marcador en los tiros de esquina, pero no eran efectivos en el aire. Los de Solskjaer mantenían el control del balón, pero con el pasar de los minutos se les hacía más difícil conectar con Cristiano Ronaldo. El West Ham empezaba a atacar más por el medio, Moyes ingresó a Yarmolenko para dar más cuerpo con delanteros junto con Bowen. Solskjaer ingresaba a Lingard y a Sancho por Pogba y Greenwood, buscando ser más veloz por las bandas.

Lingard y De Gea: Los héroes

El West Ham trataba de presionar y salir jugando desde atrás robando balón, pero la tarea se les complicaba debido a lo rápido que el Manchester recuperaba el balón. El partido no se rompía para ningún equipo; el segundo tiempo estaba atorado para ambos conjuntos. Los hammers mantenían la posesión por momentos siendo Rice quien comandaba los ataques, pero no trascendían. Los red devils jugaban y robaban con mucha velocidad en las salidas de la defensa rival, pero Zouma tenía una tarde inspirada atrás. Los de Solskjaer mantenían el dominio, pero no lograban ese último toque para batir a Fabiański de nuevo.

El partido llegaba a su parte final, el ManU atacaba, mientras que el West Ham se compactaba en su propio campo, esperando al rival. Los de Moyes buscaban cuidar el empate y conseguir la sorpresa por medio de alguna contra. El partido empezaba a jugarse más por la banda de Wan-Bissaka, Varane se asociaba con el lateral derecho para ser más ofensivo, pero rápidamente tenía marca. Al final, el United tuvo su recompensa, Lingard marcó el segundo gol por medio de un sublime recorte y puso la pelota en el ángulo superior de Fabiański. Lingard marcaba ante su ex equipo y eran el héroe de la tarde, pero el villano para su ex conjunto. El West Ham tuvo un penal a favor en el último minuto de partido gracias a una mano de Shaw. De Gea se convirtió en héroe también y atajó la pena máxima consiguiendo los tres puntos para el Manchester United.

 

 

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

More in Ligas Internacionales