Síguenos en

Fútbol Internacional

Inglaterra 1-1 Hungría: Los ingleses no pudieron ganar en Wembley

Hoy se jugó en Wembley Stadium, el partido entre Inglaterra y Hungría, correspondiente a la fecha 8 de las Eliminatorias al Mundial

La fecha FIFA continuaba con las eliminatorias hacia la Copa del Mundo de Catar 2022. El día de ayer se tuvo a Alemania cómo la primera selección clasificada al Mundial y ahora, Inglaterra buscaría seguir ese camino. Los ingleses estaban en búsqueda de los tres puntos que los pusieran en  buena posición para avanzar al Mundial, a expensas de lo que hiciera Polonia en su partido. Hungría no había tenido una buena eliminatoria, y dependía también de lo que hicieran las selecciones que complementaban el grupo de cara al cierre de las Eliminatorias. Los dos equipos tenían el precedente de la goleada de Inglaterra en la Puskas Arena, quienes buscarían volver a tener un resultado similar.

Primer tiempo

El partido comenzó con la iniciativa por parte de Hungría, siendo quienes manejaban los hilos del partido en la primera mitad. Inglaterra salía con su once de gala y a pesar, de no tener la pelota, se mantenían tranquilos. La primera de peligro vino en una escapada de Shaw por su banda, pero nadie llegó a cerrar el centro, saliendo el balón por la línea de fondo. Los ingleses se animaban a presionar a los húngaros a quienes ya metían en su campo. Rice y Foden eran los más participativos en ataque filtrando balones para Kane, Sterling y Grealish en ataque.

El partido era de ida y vuelta cuando Hungría se animaba a tomar el balón e irse en ataque. Los de Rossi manejaban el balón cuando Szoboszlai encaraba la banda de Walker. Inglaterra manejaba el balón a mil revoluciones por hora y le ponía vértigo al ataque cuando Rice se asociaba con los delanteros y los buscaba para generar peligro. El partido aún era joven y no tenía mayores sobresaltos para ninguno de los dos equipos, pero si había ciertos roces entre ambos. La polémica saltó a la luz cuando por medio de un dudoso penal marcado, Hungría se puso adelante en el marcador en Wembley.

Susto húngaro, pero Inglaterra lo empareja

La duda de la supuesta falta de Shaw recayó si el jugador del Manchester United tocó a Nego, y si en dado caso si lo hizo, si fue dentro del área. El VAR no tuvo mucha intervención en la jugada y el penal fue validado. Sallai cobró desde los once pasos y engañó a Pickford para poner el primera de la noche en Wembley, quienes sorprendían a los de Southgate. La posesión se tornaba por completo para los de Southgate, pero el equipo rival estaba cerrando los espacios de media cancha para atrás. Inglaterra por su parte, jugaba y tocaba, pero no conseguía avanzar y conectar con los de adelante.

El asedio inglés tuvo sus frutos; un tiro libre cobrado por Foden encontró la pierna de Stones quien la mandó a guardar al fondo de las redes. El empate le dio a Inglaterra el empujón que necesitaba y ahora, eran quienes dominaban el encuentro. Hungría no pasaba de su medio campo y hace rato que Pickford era un mero espectador del encuentro. Los locales adelantaban líneas y Stones y Mings pisaban el medio campo, confiados de mantener la posesión en todo momento. El primer tiempo finalizó con el empate entre ambos, pero daba la sensación que los ingleses quedaron con ganas de más y un gol era poco para lo que generado.

Segundo tiempo

La segunda mitad inició con la misma tónica del primer tiempo; Inglaterra dominaba por completo el trámite, pero no generaban mayor peligro. Las mejores ocasiones eran cuando Foden conducía y encontraba a los de adelante por medio de pases al espacio vacío. Los ingleses estaban metiendo a los húngaros en su propio campo y daba la impresión que los de Rossi apostaban por el empate. Los balones largos desde atrás y los pases filtrados eran las armas favoritas de los de Southgate, pero no tenían fortuna para encontrar a un Harry Kane muy marcado.

Los ingleses jugaban por las bandas cuando Shaw y Walker subían y daban opciones de pase, pero al momento de llegar a línea de fondo, se les dificultaba progresar. El partido empezó a bajar en cuanto a revoluciones, pero los locales se mantenían dominadores, teniendo casi un 70% de posesión. El tiempo transcurría y por momentos, daba la impresión que sería complicado romper el empate parcial entre ambos equipos. El dominio de Inglaterra era tan grande que Mings estaba jugando al lado de los delanteros, dejando a Stones cómo un único líbero en la defensa.

Nada para nadie en Wembley

El dominio inglés pasaba por las piernas de todos, únicamente Pickford jugaba muy poco y no lo hacían tan participe del juego. Los cambios se hacían presentes y Southgate ingresó a Henderson y Abraham para buscar romper el empate. Harry Kane era el sacrificado para abandonar el terreno de juego, el delantero del Tottenham salió con un partido muy discreto sin causar daño. El partido se puso más lento conforme pasaban los minutos y se detuvo aún más cuando Stones estaba con un golpe en la mano. El encuentro se detuvo por algunos minutos debido al golpe del central, pero se reanudó luego de tres minutos.

El partido estaba llegando a su fase final y el empate parecía inevitable entre ambos equipos. Los húngaros se retrajeron luego del empate inglés; los ingleses buscaron el gol por diferentes medios, pero les fue difícil romper el cerrojo rojo. Inglaterra tenía mucha dificultad para pisar el área rival y crear peligro verdadero hacia la portería de Gulácsi. Hungría se mantenía retraído y hace rato que no se veía una jugada en ataque por parte de los de Rossi. El partido finalizó con una Inglaterra que luchó hasta el final, pero no pudo romper el empate. Ahora, los ingleses buscarían su clasificación contra Albania y San Marino en las siguientes fechas de las Eliminatorias.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

More in Fútbol Internacional