Síguenos en

Champions League

Shakhtar 0-5 Real Madrid: ‘Manita’ a cinco días del Clásico

Un espectacular Vinicius comanda la goleada madridista para recuperar el liderato del grupo y enderezar el rumbo en Europa 

Shakhtar y Real Madrid disputaban esta noche en el Olímpico de Kiev el encuentro de la tercera fecha de la presente edición de la Champions League.  

Primera parte: Un error inesperado abre la lata 

El Shakhtar salió hoy al terreno de juego con la clara intención de hacerse con el dominio del esférico y basó su juego en mantener la posesión. Situados en 1-4-2-3-1, los topos comenzaron el encuentro manteniendo su idea de juego y controlando a los madrileños privándoles del balón, pero los merengues tenían hoy otros planes.  

Ancelotti dio entrada hoy por primera vez en la temporada a ‘la vieja guardia’ en el centro del campo y no tuvo ningún problema en entregar el cuero a su rival para replegarse y salir al contragolpe. Partiendo de 1-4-3-3, los madrileños juntaron filas en bloque bajo para entorpecer las transiciones de su rival y lanzaban el contragolpe cada vez que eran capaces de robar en zona de creación.  

Comandados por un gran Kroos, los madridistas fueron ganando peso en ataque y se mostraron cada vez más verticales. Sin embargo, el repliegue de los futbolistas ucranianos, que estuvieron muy implicados en labores defensivas durante la primera mitad, impedía a los blancos generar ocasiones de peligro.  

El Madrid seguía apretando, acelerando el ritmo de sus transiciones y obligando a la zaga rival a defender de cara a su portería. Y precisamente en una de estas acciones iba a llegar el primer tanto del encuentro para los madrileños.  

Lucas Vázquez rompía líneas en conducción y metía un centro pasado para Benzema. Kryvtsov se lanzaba en plancha para evitar que el envío llegara a los dominios del francés, pero el mal despeje del central pillaba adelantado a Trubin y establecía el 0-1 en el marcador a los 37 minutos de partido.  

El tanto en contra sentó como un jarro de agua fría a los locales, que perdieron las referencias sobre el campo y comenzaron a abrir huecos en su entramado defensivo.  

Los madrileños olieron sangre y buscaron aprovechar las dudas ucranianas para aumentar su ventaja, pero Trubin aparecía para sacar abajo el violentísimo disparo de Benzema desde la frontal del área.  

Segunda parte: Empieza el show de Vinicius Jr 

El Madrid volvió del paso por vestuarios con la misma intensidad que había mostrado en los últimos compases de la primera mitad. Incisivos y verticales, los blancos seguían amenazando la puerta ucraniana y apenas cinco minutos después de la reanudación iba a llegar el segundo tanto del encuentro.  

Benzema anticipaba en campo contrario un saque de banda y cedía el cuero para Modric, que al primer toque filtraba un pase magnífico al interior del área y habilitaba a Vinicius para que batiera al guardameta en el mano a mano.  

El segundo tanto fue ya el mazazo definitivo para un Shakhtar que perdió la cara al partido y quedó a merced de los atacantes madridistas. Vinicius seguía ganando peso en el juego con el paso de los minutos y, cuando el cronómetro del Olímpico de Kiev marcaba el 57 de partido, iba a poner a la zaga patas arriba para anotar uno de los goles del año.  

El carioca se hacía con el control del esférico en banda izquierda, trazaba la diagonal hacia dentro dejando a su paso hasta a cinco defensas, y levantaba el balón por encima del guardameta para anotar el segundo en su cuenta particular.  

El partido estaba ya finiquitado tras el arreón blanco, y Rodrygo aprovechaba la fragilidad defensiva de los topos para sumarse al festín y rematar al fondo de la red un envío atrás de Vinicius.  

Con 0-4 en el marcador iba a llegar la primera ocasión de peligro de los mineros. Fernando se revolvía en el área ante la marca de Militao y sacaba un disparo mordido que obligaba a intervenir a Courtois para mantener el cero en su portería.  

Tras el acercamiento ucraniano, los blancos se dedicaron a dormir los compases finales del encuentro con el balón y bajar el ritmo del juego. Ancelotti aprovechó para dar descanso a sus pupilos y repartir esfuerzos e hizo reaparecer a Marcelo, que volvía hoy de lesión.  

Benzema iba a ser el último en sumarse al festín blanco y batía con solvencia a Trubin tras un envío desde el costado derecho para cerrar la ‘manita’ y poner el quinto tanto en el marcador.

El pitido final del colegiado marcaba el final de un encuentro muy plácido para los madridistas, que recuperan la primera plaza del grupo tras golear al Shakhtar a domicilio y logran enderezar el rumbo en Europa.  

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

More in Champions League