Síguenos en

Ligas Internacionales

Chelsea 7-0 Norwich: Mount lidera la goleada para liquidar a los Canaries

Hoy se jugó en Stamford Bridge el partido entre Chelsea y Norwich, correspondiente a la fecha 9 de Premier League

La siempre emocionante Premier League continuaba su marcha con el partido entre Chelsea y Norwich. Stamford Bridge sería el escenario testigo del choque entres los dos extremos. El líder se enfrentaba al último de la clasificación, que aún no conocía que era sumar de a tres y a penas sabía lo que era anotar gol esta temporada. El Chelsea marchaba con paso sublime, luego de vencer al Malmo por Champions y al Brentford por Premier, llegaba con el ánimo alto. Pero no todo era bueno para los de Tuchel, en el encuentro entresemana de Champions, perdieron a Lukaku por lesión, por lo cual no estará disponible para este partido.

El Norwich por su parte llegaba luego de sacar un valioso empate ante el sorpresivo Brighton. Los de Farke empataron sin goles ante los de Potter en la última jornada de Premier, sacando un punto de oro ante un duro rival. Pero sabían que para salir del sótano de la tabla debían de iniciar a ganar para estas instancias, pero no sería tarea fácil ante el líder. Los Canaries visitaban al campeón de la Copa de Europa, en  un examen que sería el más difícil hasta ahora, en un estadio más que complicado.

Primer tiempo

El partido arrancó con mucho frenesí entre ambos, el Norwich se animaba a salir jugando por la banda de Aarons quien era quien más adelantaba sus líneas. El Chelsea no se quedaba atrás y también atacaba por esa banda por medio de Hudson-Odoi. Los locales eran quienes empezaban a tener mayor dominio del partido y tocaban con mucha comodidad. El dominio del local tuvo sus frutos cuando el Chelsea anotó el primero de la tarde a tan solo 7 minutos de partido por medio de un zapatazo de Mason Mount. El gol de Mount abría el marcador y Stamford Bridge estallaba en euforia.

El gol de Mount le dio mayor tranquilidad a los de Tuchel, quienes no dejaron de tocar y de meter al Norwich en su propio campo. Los de Farke rara vez lograban salir tocando con balón dominado y debían ir al choque en reiteradas ocasiones. Los blues eran más precisos y rápidos cuando tocaban y buscaban a los de arriba. Los Canaries no lograban encontrar a Sargent ni a Pukki arriba, quienes participaban muy poco de las jugadas de la visita. Los de Londres volvieron a pegar y ahora fue por medio de Hudson-Odoi quien recibió un pase de Kovačić y la puso al fondo de las redes de Krul, marcando el segundo de la tarde.

El Chelsea lo liquida en un tiempo

Los de amarillo tenían mucha dificultad para salir jugando desde atrás, complicando las salidas en cada jugada y dando sensación de peligro en su campo. El Chelsea presionaba alto y Havertz era el hombre designado para imponer esa presión a la defensa rival. El Norwich dejaba mucho espacio en la media para que Jorginho pudiera tocar a gusto y Kovačić flotara sin marca. Mendy únicamente aparecía cuando las jugadas iniciaban por él, pero con las manos estaba teniendo una tarde tranquila y hasta nula, sin siquiera haber intervenido. El Chelsea manejaba el partido a placer y la sensación del tercero, era más latente que el descuento del Norwich.

El partido bajaba revoluciones en los últimos minutos de la primera partes; el Chelsea cedía el balón al rival por momentos dejando que el rival pudiese adelantar líneas en ataque. Los de Tuchel jugaban con mucha libertad cuando se iban en ataque ya que, los de Farke dejaban muchos espacios abajo gracias a lo mucho que se volcaban en ataque. Los Canaries trataban de poner un poco más de presión en la media, pero dejaban a Jorginho sin marca en todo momento. El tercer gol llegó, Reece James se encargó de marcar el tercer en una sublime definición a pase de Mount. El primer tiempo terminó con la victoria parcial del Chelsea 3-0, dando la sensación que el encuentro se había liquidado en el primer tiempo.

Segundo tiempo

La primera parte arrancó de nuevo con dominio del Chelsea, buscando a los jugadores de ataque. El Norwich estaba teniendo más presencias gracias a los ingresos de Rashica y Brandon Williams, pero sin imponer presión. Los problemas para los de Farke estaban en el medio, donde dejaban unos agujeros enormes para que el rival tocara y transitara entre líneas sin presión rival. La tónica del partido continuó de dominio del Chelsea y ahora, lograban marcar el cuarto; Chilwell era el encargado de poner el cuarto en la cuenta a pase de Kovačić. El gol del lateral revalidaba el excelente momento en el que se encuentra el inglés y ya amarraba una racha de tres partidos seguidos marcando.

Image

El gol hizo que el estadio se animara de nuevo, pero la grada de la afición rival era un total cementerio. El Norwich estaba pasando una situación crítica, no levantaba la cabeza y cada jugada era peor que la otra. El quinto gol llegó por medio de un centro de Hudson-Odoi que rebotó en Aarons y se le coló entre el brazo a Krul. El autogol del arquero neerlandés era el total reflejo del partido de los Canaries en Londres. Pero la pesadilla no terminó en el quinto gol, dos minutos después, Gibson se iría expulsado luego de una entrada a James, ganándose la segunda amarilla.

Masacre en Stamford Bridge

El partido se tornó aún más favorecedor para el Chelsea, quienes aprovechaban para darle descanso a los hombres importantes e ingresaban Barkley, Loftus-Cheek y Ziyech. El Norwich se había ido abajo luego de la expulsión que cambió por completo el planteamiento. Los de Tuchel no dejaban de atacar y era tan latente el ataque que el mismo Rüdiger pisaba el área rival. Los de Farke amparaban a los balones largos para buscar a un Pukki que había estado aún más desaparecido que en la primera parte. El Chelsea no dejaba de atacar y seguía en búsqueda de aumentar la masacre que se vivía en Stamford Bridge.

Los de Tuchel habían tenido dos de peligro por medio de Barkley y Ziyech, pero un Krul encendido respondió con dos asombrosas atajadas en su arco. El VAR se hizo presente cuando se cobró penal para el Chelsea por una mano, Krul lo atajó, pero se repetiría la pena debido a que el arquero no tenía los pies sobre la línea. Mount volvió a cobrar y ahora, marcó el gol y el sexto en la cuenta. El partido ya estaba más que sentenciado y los últimos minutos del partido se jugaron de trámite para ambos equipos, quienes ya deseaban acabar el partido. El partido no acabó allí y Mount marcó el séptimo de la tarde y el tercero en la cuenta liquidando el encuentro y validando el mal momento del Norwich.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

More in Ligas Internacionales