Síguenos en

Granada

Granada 1-4 Real Madrid: Los merengues ganan sin despeinarse

El Real Madrid visitó al Granada en el Nuevo Estadio de Los Cármenes en un partido correspondiente a la 14° jornada de LaLiga

El equipo de Carlo Ancelotti se llevó los tres puntos ante un Granada que puso muy poca resistencia. Los merengues golearon sin mucho esfuerzo y se posicionan como únicos líderes de LaLiga Santander tras esta victoria en condición de visitantes. Asensio, Nacho, Vinicius y Mendy anotaron sus nombres en el luminoso por parte del Real Madrid, mientras que Toni Kroos fue uno de los más destacados, asistiendo en los dos primeros goles del equipo.

Primer tiempo

En los veinticinco minutos iniciales, el Real Madrid necesitó de muy poco para aplastar al Granada y aparentemente sentenciar el encuentro. Los dirigidos por Ancelotti no generaban demasiado peligro en campo contrario, pero bastaron dos jugadas para que el talento de los futbolistas blancos hiciera pagar la fragilidad defensiva del Granada. Dos horrores de los defensores locales le facilitaban el trabajo al equipo visitante, que pasó a ganar sin siquiera despeinarse.

Primero, al 19′, Toni Kroos manejaba la pelota por el centro del campo y filtró un pase para Asensio por banda derecha; el español no encontró resistencia de los defensores, que quedaron lejísimos, y se plantó en el área, definió a la perfección y adelantó al Madrid en el marcador. Seis minutos más tarde, Kroos y Modric se asociaron desde un córner; el alemán avanzó completamente solo dentro del área, encontrá a Nacho en el área chica y éste definió de primera para anotar el segundo tanto de los visitantes.

A partir de ahí, el Real Madrid siguió teniendo el control del partido y conseguía generar peligro a partir de los enormes espacios que dejaba la defensa local. No obstante, los blancos tampoco fueron capaces de aprovechar esa fragilidad defensiva del rival para tener ocasiones claras de gol, ni mucho menos llegar el tercer tanto que liquidara el encuentro. En general, era un juego lento, de pocas emociones. El Madrid no mostraba un nivel espectacular, pero supo capitalizar los errores del otro.

Dentro de un muy pobre Granada, Luis Suárez era de lo poco rescatable. El colombiano estuvo muy activo arriba, cargándose el ataque del equipo a su espalda y siendo protagonista en las escasas acciones de peligro que pudo tener el equipo de Robert Moreno a lo largo del primer tiempo. Y el joven delantero tuvo el premio a su solitaria lucha al 34′, con un remate desde fuera del área que se desvió en Nacho, descolocó a Courtois y se terminó metiendo dentro del arco merengue para recortar la diferencia. Más tarde estaría cerca del empate, con un disparo en el que Courtois se tuvo que lanzar para mantener la ventaja de su equipo.

Al final, el Granada se iba al descanso con mucho premio para un pobre rendimiento. El Real Madrid, sin brillar, fue superior y tuvo las chances suficientes para golear en los primeros 45 minutos… pero no fue así, e incluso pudieron perder la ventaja que sacaron antes de la primera media hora de partido. Los locales seguían con vida, pero mucho tendrían que cambiar para sacar un resultado favorable.

Segundo tiempo

Nada cambió para la segunda parte. Robert Moreno metió mano y le dio ingreso a Ángel Montoro al volver de los vestuarios en lugar de Antonio Puertas, pero de poco sirvió el ajuste del entrenador español. Su Granada no mejoró, no incomodó al Real Madrid y mostró la misma fragilidad defensiva del primer tiempo, dejando muchos espacios para que el rival ataque y genere peligro cerca del arco vigilado por Luís Maximiano.

El Real Madrid incluso empezó a encontrar más espacios que en el primer tiempo. Karim Benzema hizo muchísimo daño a la defensa del conjunto local. El delantero sorprendió con desmarques a las espaldas de los defensores y en varias ocasiones recibió pases que lo dejaban de cara al arco rival, por delante de los defensores y en la capacidad de plantarse en un mano a mano con Maximiano. El francés no pudo aprovechar estas ocasiones claras de gol para ampliar la distancia en el marcador, pero avisaba al Granada, que parecía destinado a caer más pronto que tarde.

Finalmente fue al 56′ cuando el Real Madrid encontró el tercer gol. En una de esas jugadas de Karim Benzema ganándole la espalda a los defensores del Granada, el francés quedó de cara al arco rival, llegó al área, se tomó un segundo para decidir y metió un pase al costado izquierdo del área, donde aparecía Modric para recibir y éste a su vez, de primera, le dejó el balón a Vinicius en frente del arco, con el portero vencido para que la empujara y terminara de sentenciar el encuentro.

El Granada estaba rendido. Y el Real Madrid seguía buscando constantemente el arco contrario. Los locales sufrían el partido y hasta se quedaron con uno menos al 67′ tras una durísima entrada de Monchu sobre Vinicius. Mientras tanto, liderados por unas magistrales actuaciones de Benzema y Vinicius arriba, los merengues acosaban al Granada y tuvieron varios ocasiones claras para anotar un cuarto gol. Un cuarto gol que terminaría llegando al minuto 76, con un pase filtrado de Casemiro desde el mediocampo para Ferland Mendy, que enganchó y con su pierna derecha sacó un remate al segundo palo, dejando sin opciones a Luís Maximiano.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

More in Granada