Síguenos en

Ligas Internacionales

El fin de la era Solskjaer en Old Trafford

El Manchester United hizo oficial que Ole Gunnar Solskjaer deja el cargo de director técnico luego de dos años dirigiendo al club

Ya es oficial, el ciclo de Solskjaer a cargo del Manchester United ha llegado a su fin. Y aunque pareciera que su estadía en Old Trafford fue mala, dejó varios puntos positivos a resaltar. Es cierto, Solskjaer dejó muchas dudas dentro del club y del vestuario, su ciclo se extendió más de lo debido y se atravesó bochornosas derrotas, pero hubo matices de positivismo. Esta temporada, marcó un antes y un después para Ole cómo técnico y cómo leyenda del Manchester United. El noruego tuvo la oportunidad de subir al escalón de los Guardiola, Tuchel, Klopp, pero al final, no dio la talla para el plantel. Luego de especulaciones, el ManU y Solskjaer separan sus caminos y aquí analizamos puntos importantes de su estadía en el banquillo.

El más longevo de la era post-Ferguson

Todo inicia con el retiro del mítico Sir Alex Ferguson en el 2013 luego de ganar la Premier League de ese año. Ferguson, dejó recomendado a la directiva hacerse con quien en ese entonces era entrenador del Everton, David Moyes. Moyes asumió el rol de entrenador del Manchester United con la más que dura tarea de preservar el legado de más de 25 años de Ferguson en el banquillo. Moyes asumió y luego de una temporada donde pasó más pena que gloria, fue destituido dejando su lugar a un Van Gaal que llegaba luego de ser tercer lugar en Brasil 2014. El neerlandés asumió el cargo en 2014 y se tenía la expectativa de contar con un técnico de élite para un plantel de élite.

Pero con Van Gaal se tornó a un equipo gris y con nula profundidad de plantel. Además, jugadores cómo Carrick, Scholes (quien regresó del retiro) y Giggs, ya estaban en sus últimos juegos profesionales. El equipo con Van Gaal carecía de idea de juego y con un plantel que no daba la talla en Premier, Van Gaal fue condenado al despido. Luego, Giggs asumió como interino, sin embargo solo dirigió cuatro partidos. Mourinho tomó el equipo y por más de dos años dirigió al ManU. Pero con un plantel dividido y con ideas adversas al club, fue destituido. Solskjaer llegó para sustituir a Mou, dando esperanza en Old Trafford al ser alguien de la casa y leyenda del club como jugador.

Solskjaer llegó y de pronto la idea de juego inició a cambiar. El noruego implantó el ADN que se respiraba en los tiempos de Ferguson y el equipo empezaba a ganar. Ole hizo debutar a varios juveniles, incluido Greenwood, a quien lo ingresó en Champions ante el PSG. El ciclo de Ole se extendió al punto de ser quien más partidos dirigió luego del retiro de Sir Alex. Ole se despide del club con un saldo de 168 partidos dirigidos; 91 victorias, 37 empates y 40 derrotas, con un porcentaje de victoria del 54%.

La reconstrucción del equipo

Solskjaer tomó las riendas del club con un plantel con varios jugadores en declive y que no daban la talla. Ole hizo una limpia en el equipo y jugadores cómo Andreas Pereira, Ashley Young, Chris Smalling y Romelu Lukaku, se fueron del equipo. El plan de Solskjaer era iniciar por armar un once titular que implantara miedo; Ole empezó desde abajo, llevando a un lateral derecho ante la falta de competencia para Dalot. Aaron Wan-Bissaka fue el elegido y el inglés llegó desde el Crystal Palace, luego la defensa central, Harry Maguire fue el elegido. El entonces central del Leicester se convertiría en el defensa más caro de la historia del futbol. El técnico necesitaba un velocista por banda y sorprendió yendo a Championship a pesar a Daniel James del Swansea, a quien lo había visto en sus tiempos en el Cardiff.

Pero el fichaje que marcó un antes y un después en su gestión fue la llegada de Bruno Fernandes. Ole deseaba un armador que jugara de enganche atrás del delantero y el ManU monitoreó a Fernandes del Sporting de Lisboa. En enero de 2020 se concreta la llegada de Bruno y este, fue el fichaje más acertado que Solskjaer puedo tener. Fernandes no necesitó tiempo de adaptación y rápidamente demostró sus quilates, siendo el estandarte del equipo hasta la actualidad. Solskjaer empezó a armar un equipo competitivo, al cual, los jugadores quieren llegar y jugar en el histórico club. El mérito del noruego pasa por sentar las bases con jugadores que hoy en día, son la columna vertebral de un club lleno de estrellas.

El impacto de Solskjaer y su legado

La llegada de Solskjaer no fue casualidad ni fue una cuestión que la directiva tuvo que improvisar. Ole había iniciado su formación como entrenador en las inferiores del Manchester United, donde ya recibía apoyo por parte de Sir Alex Ferguson. El noruego decidió emprender al escenario mayor y dirigió al Cardiff y al Molde, pero recibió el llamado del ManU y no lo dudó ni un segundo. Se sabe que el Manchester United honra y respeta su historia y legado, y el tener un técnico que fue legendario cómo jugador, regresaba la esperanza en Old Trafford. La directiva pensó en una técnica ”a lo Zidane con el Real Madrid’ y acudieron a alguien que amara y sintiera el peso de la camiseta del club.

El impacto fue inmediato, la afición le apoyó y se ganó el vestuario desde el inicio. La mentalidad ganadora regresó a Carrington y la directiva notó cambios partido tras partido, gracias a esto, Solskjaer fue ratificado hasta 2022. El noruego fue elogiado por jugadores y ex jugadores por regresar la esperanza, la ilusión, la idea y el ”ADN Manchester United” al vestuario. Solskjaer armó un equipo que peleó temporada tras temporada, se ganó el vestuario y estableció una idea; pese a no haber dado la talla al final, su virtud cae en generar el impacto ”ADN ManU” a un vestuario dividido.

El fin de un ciclo mal extendido

Pero no todo fue bueno y lleno de elogios para Ole, su ciclo se caracterizó también por muchas dudas y decisiones controversiales. Ole se caracterizó por haber tenido malas decisiones en momentos cruciales y por la mala gestión cuando debía rotar el once titular. Además, Solskjaer pecó de cierto favoritismo con algunos jugadores cómo Paul Pogba. Dentro del vestuario, se rumoraba que los mismos jugadores se preguntaban el porqué Pogba era titular sobre van de Beek a pesar del bajo nivel del francés. Los jugadores tampoco se explicaban cómo Donny van de Beek no era siquiera considerado para jugar cuando era uno de los que mejor entrenaba.

En los momentos cruciales, Solskjaer no mostró el carácter y tenacidad necesaria, perdiendo partidos cruciales cómo la final de la Europa League ante el Villarreal. La directiva decidió extender su ciclo más de lo debido gracias a lo que su nombre representa para el club y la ilusión que generó al inicio. Al final, los Glazer sucumbieron y agotaron todos los recursos para tratar de salvar a un barco que estaba más que hundido. Es cierto, la gestión de Solskjaer tuvo aspectos negativos, pero también unos muy positivos y al final, se va cómo lo que es para el Manchester United: Una leyenda.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

More in Ligas Internacionales