Síguenos en

Champions League

Chelsea 4-0 Juventus: Los blues no tienen piedad ante la Vecchia Signora

Hoy se jugó en Stamford Bridge el partido entre Chelsea y Juventus, correspondiente a la fecha cinco de Champions League

La Champions League continuaba con su quinta jornada y con el atractivo choque entre Chelsea y Juventus. Los de Tuchel sabían que el encuentro era para definir el primero del grupo y el orgullo de victoria. Los locales estaban en su mejor momento en la Premier, siendo los líderes del torneo y llegando de golear al Leicester a domicilio. Pero no todo era color de rosa, ya que tenía las bajas sensibles de Havertz y Lukaku para este partido. El belga ya estaba fuera de las canchas por más de tres semanas, pero en esta ocasión, estaría en el banquillo.

La Juve llegaría más relajada al encuentro. Los de Allegri ya habían cerrado su pase a la siguiente instancia, eso si, aún no lo cerraban en la primera plaza. Los italianos llegaban a este encuentro luego de haber derrotado a la Lazio por la Serie A gracias a dos penales. El partido no fue de lo más brillante para la Vecchia Signora, quienes encontraban sus destellos en Chiesa. Ahora, tendrían la visita más difícil de la temporada, Stamford Bridge sería el escenario para que los italianos visitaran al vigente campeón de Europa. El encuentro sería una batalla entre ambos, desatando chispas en el puente de Londres.

Primer tiempo

El partido inició con un dominio el Chelsea, quienes no cedían el balón para la Juve en ningún momento. Los ingleses eran amos y señores de la pelota y no la prestaban, llegando siempre al arco de Szczęsny por las bandas y la media. Los de Tuchel adelantaban líneas y la defensa jugaba cómo si fueran contenciones en la media. La Juventus recuperaba la pelota por momentos, pero no lograba progresar ni transitar a campo rival. Los locales eran quienes jugaban con mayor comodidad y tranquilidad, sin sobresaltos y con mucho dominio táctico y de la pelota.

El primer cuarto de hora tenía a los de azul siendo superiores, sin desesperar y tocando hasta encontrar espacios. Los de Allegri trataban de replegar sus líneas y jugando únicamente con Chiesa en punta para incomodar a la defensa. Las subidas de Chalobah y Rüdiger eran constantes en el encuentro, debido a los bastos espacios que dejaba la Juve por los carriles. La primera de peligro vino por medio de un tiro de esquina que Reece James disparó directo al arco, pero Szczęsny respondió de maravilla para taparla. El marcador se abrió y fue el Chelsea que pegó primero gracias a Chalobah que puso el primero de la cuenta.

Chelsea pletórico, Juventus perdida

La polémica se hizo presente en Stamford Bridge, el gol había sido precedido por una mano de Rüdiger, pero el arbitró indicó que la anotación era válida. La Juventus respondió inmediatamente con una picada de Morata sobre Mendy, la pelota estaba a nada de ingresar, pero Thiago Silva la sacó a tiempo. Silva, logró sacar la pelota antes que esta ingresara, llevándose la ovación de la grada y manteniendo el cero en el arco. El Chelsea estaba jugando con mayor fluidez, calma y con mejores transiciones a la hora de ir de defensa a ataque. Los de Allegri no encontraban por donde armas jugadas y no mantenían el ritmo que los de Tuchel le ponían al encuentro.

El Chelsea tenía las más claras ante una Juve muy pasiva, pero los de Tuchel tuvieron un revés cuando Kanté salió del encuentro. El francés tuvo que salir del partido en el primer tiempo, no presentaba síntomas de lesión, pero era lo más lógico a pensar. Loftus-Cheek ingresó en su lugar para sostener el doble pivote de Tuchel junto con Jorginho. El partido estaba siendo redondo para los de Tuchel, quienes recibían nula respuesta de la Juventus en el trámite del partido. El primer tiempo de los de Allegri había sido de gris a amargo y no seguían el paso de los ingleses. El primer tiempo acabó con un Chelsea dominando y una Juventus perdida y sin siquiera tomar la pelota.

Segundo tiempo

El segundo tiempo arrancó con la misma tónica que acabó la primera parte. La Juventus aún no lograba despertar en el encuentro y el 1-0 lo estaban sacando barato al momento. Los de Tuchel no bajaban las revoluciones en el partido y la sensación era que el local estaba más cerca del segundo que la visita del empate. Thiago Silva tuvo una clara, pero el arco italiano detuvo el cabezazo. Acción siguiente, Betancur perdió la pelota cerca de su área, Ziyech la robó, pero no logró acomodarse para disparar. El asedio del Chelsea rindió frutos y por medio de un violento zapatazo, Reece James puso el segundo gol de la noche.

Pero la fiesta blue no acabó con el segundo, en una jugada de superioridad, Hudson-Odoi puso el tercer gol. Los de Tuchel lograron la tercera anotación en una jugada en área rival que el inglés liquidó y la mandó a las redes. La Juve vivía una pesadilla y Allegri hizo ingresar a Dybala por Betancur para que el argentino empezara a mover más el ataque. Morata y Chiesa eran unos fantasmas y no habían aparecido en toda la segunda parte. En defensa, la Juventus no lograba retener el ataque; Bonucci y De Ligt no seguían el paso del ataque y los laterales no daban salida abajo. La media de los de Allegri era la línea más endeble, ni Rabiot ni Locatelli habían tenido peso positivo en el partido y no creaban juego en el ecuador del campo.

La aplanadora blue en Stamford Bridge

Allegri no bajaba los brazos y daba ingreso a Arthur y Kean buscando alternativas para el ataque del equipo. Las alarmas del Chelsea se encendían para Tuchel cuando Chilwell tuvo que salir del partido por una lesión en el tobillo. El inglés tuvo que ser asistido para abandonar el campo, mientras que era ovacionado por todo Stamford Bridge. Azpilicueta y Werner ingresaban al terreno por el lesionado Chilwell y Pulisic. La Juve daba señales de mejoría a partir de los cambios, además, las líneas medias de los italianos ya jugaban con mayor soltura gracias al ingreso de Arthur. Tuchel seguía moviendo el banco e ingresaba Mount y Saúl por Hudson-Odoi y Jorginho.

Allegri seguía moviendo piezas y Kulusevski y De Winter ingresaban por Chiesa y Cuadrado, quienes habían tenido un partido más que gris. La Vecchia Signora empezaba a dar señales y en una ocasión, McKennie disparó al arco, pero se encontró a un Mendy pletórico. El Chelsea estaba sacando un resultado que los encaminaba a la primera posición de la tabla. La Juventus ya no dependía de sí misma para ser líder de grupo, ahora, debían de estar pendientes a lo que hiciera el Chelsea ante el Zenit en la última fecha. En las últimas, el Chelsea consiguió el cuarto por medio de Werner en un error de McKennie, sacando la goleada ante una Juventus muy gris.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

More in Champions League