Síguenos en

Atlético de Madrid

Atlético 0-1 Milan: Messias hace el milagro y el Atleti se complica la vida

El Atleti y el Milan se vieron las caras en el Wanda Metropolitano por la quinta jornada de la fase de grupos de la Champions League

En un final de partido infartante, el Milan consiguió completar el milagro en el Wanda Metropolitano. Un gol de Junior Messias en los últimos minutos del partido le dieron los tres puntos al equipo de Stefano Pioli y los meten en la pelea por un pase a los octavos de final de la Champions League. Por su parte, el Atleti se complica la vida y se lo jugará todo en la última jornada de la fase de grupos, en Oporto.

El grupo B llegará a la última fecha con el Liverpool (15) ya clasificado a octavos como líder del grupo, pero con Porto (5), Milan (4) y Atlético (4) jugándose todo.

Primer tiempo

El partido empezaba trabado desde la primera jugada, con una dura entrada de Koke sobre Thoe Hernández, que tuvo que ser atendido por el equipo médico y el capitán rojiblanco ya recibía la tarjeta amarilla. Los siguientes minutos no tuvieron un dominador claro. Ninguno de los dos equipos podía asentarse en campo contrario ni progresar en sus intentos ofensivos. En general era un juego lento, con pocas emociones y con más lucha que fútbol, más intensidad que ideas.

Con el paso de los minutos, fue el conjunto rossonero el que tomó la iniciativa. Los visitantes se hicieron con el control del balón, se plantaron en territorio enemigo y de ahí no salieron. Tuvieron al Atleti encerrado en su propia mitad por un largo tramo del primer tiempo, con largas secuencias de pases y recuperaciones rápidas tras pérdida. Sin embargo, se quedaron muy cortos en su búsqueda por el gol. Era Brahim quien aportaba la (poca) creatividad que podía tener el equipo de Stefano Pioli, pero con el español no bastaba. El cuadro italiano terminó la primera mitad con apenas un tiro a puerta (uno más que el Atleti).

Por su parte, el Atlético no mostró casi nada a lo largo de los primeros 45 minutos. Fueron controlados y superados por un discreto Milan. Les costaba salir jugando desde atrás y llegar al área rival ya era una misión imposible. Lo único que medianamente funcionó arriba para los colchoneros fue el tándem Llorente-De Paul. Ambos se combinaban por banda derecha y conseguían acercarse al arco italiano a partir de la creatividad del argentino, pero no les alcanzó para generar alguna ocasión clara de gol.

Fue muy poquito lo que nos dejó la primera mitad. Ninguno de los dos equipos estuvo claro en ataque y no mostraron las herramientas necesarias para romper el cero. El Milan controló ante un Atlético replegado e incapaz arriba, pero también fueron muy pobres sus prestaciones ofensivas. 45 minutos de completa calma para ambos porteros. Ambos equipos tenían mucho trabajo por hacer de cara al segundo tiempo.

Segundo tiempo

Los dirigidos por Simeone saltaron a la segunda parte mostrando otras intenciones y rápidamente tuvieron su primera aproximación al arco rossonero, con un remate rastrero de Thomas Lemar que terminó siendo muy blando y le dio tiempo a Tătăruşanu para contener el balón sin problemas. Los minutos iniciales del equipo local fueron positivos, mostrando una mayor claridad con la pelota en los pies, aunque no terminaban de dominar el encuentro, ni de llegar continuamente al área contraria ni mucho menos tener ocasiones claras para tomar la ventaja en el marcador.

Con el paso de los minutos, volvió el dominio del Milan. Los italianos nuevamente tomaban el control de la posesión y, aunque seguían sin tener ocasiones de peligro, se aproximaban cada vez más continuamente al área de los locales. La primera jugada de peligro de los italianos llegó desde un córner que cabeceó muy solo Simon Kjaer en el área chica, pero el defensor danés no pudo impactar el balón de la mejor manera y su remate se fue por arriba del arco vigilado por Jan Oblak. Más tarde, al minuto setenta, el Milan tuvo la ocasión más clara del partido; Zlatan (que entró en el segundo tiempo) metió un pase el centro del área desde el costado izquierdo, ahí recibió la pelota Bakayoko desmarcado y con el portero corriendo para volver a su posición, remató, pero apareció Savic para salvar de forma heroica al Atleti desviando el disparo.

En los últimos veinte minutos, reinó la anarquía en el Metropolitano. El Atleti para asegurar y el Milan para seguir con vida, buscaban los dos los tres puntos. Con más corazón que fútbol, ambos equipos buscaban desesperadamente el gol que les diera la victoria. El mediocampo se convirtió en una autopista, el juego estaba roto, se perdió cualquier tipo de orden. Estaban dispuestos a sacrificar algo en defensa para volcarse al ataque y tanto locales como visitantes quedaban expuestos atrás.

Llegados a los últimos cinco minutos, el Milan tendría una oportunidad más clara imposible para anotar el 0-1. Zlatana recibía un pase en profundidad, se plantó por el costado izquierdo del área, sacó un remate potente y apareció una mano milagrosa de Jan Oblak para evitar el gol del sueco. Terminada la jugada, el linier pitó un off-side dudoso, que pudo no haberlo sido si lo revisaba el VAR en caso de haber gol… se salvaba el Atleti. Pero apenas dos minutos más tarde, el Milan alcanzaría el milagro. Al 87′, Kessié metió un centro desde la banda izquierda y en el centro del área aparecía solo Junior Messias para anotar el gol de la victoria y cumplir el milagro rojinegro.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

More in Atlético de Madrid