Síguenos en

Carabao Cup

Liverpool 0-0 Arsenal: Los gunners sobreviven en Anfield

Hoy se jugó en Anfield el partido entre Liverpool y Arsenal, correspondiente a las semis de ida de la Carabao Cup

Las semifinales de ida de la Carabao Cup llegaban a Anfield, luego de haberse pospuesto una semana. El Liverpool solicitó a la EFL la postergación de la ida ante el Arsenal, debido a la alza de casos de COVID dentro del plantel. Los de Klopp llegaban a este encuentro luego de haber disputado su último partido ante el Shrewsbury Town por FA Cup, donde los reds salieron victoriosos ante el modesto equipo. Ahora, el Liverpool se batirá ante un Arsenal que busca encaminar su rumbo hacia la final de una Carabao Cup, que se les ha negado a lo largo de su historia.

El Arsenal por su parte, se encontraba en un buen momento que logró capitalizar en la Premier League. Sin embargo, el fin de semana pasado tuvieron un amargo momento cuando el Nottingham Forest donde cayeron por la mínima por la FA Cup. Los de Arteta no pudieron ante el equipo de Championship y sorpresivamente salieron en tempranas instancias de la Copa. Ahora, visitarían a un Liverpool que llegaba con las bajas importantes de Salah, Mané y Keita, debido a la ida de dichos jugadores a la AFCON. Los de Arteta buscarían dar la sorpresa y poner pie y medio en la final de Wembley.

Primer tiempo

La primera parte arrancó con un Liverpool siendo dominante ante un Arsenal que no lograba tener la pelota cómodamente. Los locales llegaban a campo rival por medio de las escapadas de Robertson, quien buscaba constantemente a Firmino en la parte alta con centros al área. El juego del Liverpool era su tradicional idea de jugar con espacios abiertos con Alexander-Arnold y Robertson siendo quienes manejaban los ataques. Las alarmas se encendieron para Arteta cuando a los 10′ Cedric Soáres indicó que tenía molestias en las piernas, por lo que Arteta tuvo que realizar su primera modificación, ingresando Chambers en su lugar.

El partido era un sinfín de nervios y errores para el Arsenal, quienes cometían equivocaciones desde Ramsdale hasta Gabriel. La más peligrosa vino cuando Jota centró la pelota y se desvió en White, pasando justo al lado del arco de los gunners. El Liverpool dominaba el encuentro y replegaba al Arsenal totalmente en su campo, sin posibilidad que estos pudieran adelantar líneas. Los visitantes buscaban de ganar un poco más de terreno por medio de balones largos para un Saka, que estaba totalmente sin tocar la pelota en lo que iba del encuentro.

Nada para nadie en Anfield

Los de Arteta trataban de buscar a Lacazette y Saka, pero se topaban con un van Dijk que estaba pletórico en cada momento. Los de Klopp eran más efectivos y en cuestión de dos toques lograban llegar a los linderos del arco de Ramsdale. El partido se tornó alarmante cuando Xhaka salió expulsado ante una falta sobre Jota, a quien pateó en el estomago. Los visitantes se quedaban con 10 jugadores a tempranas horas del encuentro. Arteta tuvo que realizar de nuevo otro cambio debido a la expulsión de Xhaka, Rob Holding entró al terreno, sacando a Nketiah. El técnico español tuvo que realizar dos cambios antes de la media hora del encuentro y ahora, tenía un encuentro cuesta arriba.

Los de Klopp buscaban aprovechar su superioridad numérica en el terreno, pero no lograban romper la línea de cinco que armaban atrás los gunners. Klopp se mostraba molesto ante la falta de contundencia de su equipo, pese a estar dominando el encuentro. El Arsenal tuvo una de peligro por medio de un tiro libre que buscaba la cabeza de Lacazette, pero los gunners no lograron conectar con el delantero francés. El encuentro se mantenía nivelado para un lado, pero el marcador aún estaba a cero y el Arsenal era el mayor beneficiado de esto. El encuentro finalizó en su primer capítulo y en las semifinales de ida, aún no había goles.

Segundo tiempo

La segunda parte inició con un Liverpool siendo superior cuando se iba en ataque, pero sin conseguir romper la defensa. El Arsenal se iba en ataque cuando encontraban mal parados a la defensa y Saka conducía el ataque. Los de Arteta encontraban la vía de igualar el partido con unas líneas que ya estaban más adelantadas y con mayor despliegue a lo largo del terreno de juego. El partido no lograban progresar para ninguno de los dos, siendo un juego ríspido cuando tenían que ir hombre contra hombre. Los de Klopp no generaban el mismo peligro que tenían en el primer tiempo.

Klopp movía su banquillo por primera vez con el ingreso de Curtis Jones y salía Milner de un muy trabajoso partido. El técnico alemán sabía que no podía dejar escapar la posibilidad de ponerse delante en la llave teniendo un hombre de más. El partido pintaba con una tónica donde el Arsenal se retraería en su campo, con alguna escapada por momentos. Los de Arteta se organizaban y se distribuían de buena forma, de manera que el rival no les hacía daño cuando buscaba las vías de peligro más recurrentes, que eran las bandas de los gunners.

Liverpool no rompe el cerrojo rival

El Arsenal ahora se acercaba con poco y en un centro de Tierney que sorprendió a todos, Saka tuvo la oportunidad de anotar el primero. El inglés sorprendió a la defensa, pero Alisson estaba atento para sacar la pelota al momento justo. El Liverpool no encontraba la manera de descifrar el cómo romper la falta de espacios que los de Arteta planteaban en el terreno. Klopp movía de nuevo su banquillo y salía Joel Matip para dejar su lugar a Joe Gomez, ingresando también Oxlade-Chamberlain por Fabinho y Neco Williams por Alexander-Arnold.

Las alarmas se encendieron para Arteta de nuevo cuando Saka tuvo que salir del terreno por molestias,  ingresando en su lugar Nuno Tavares. El marcador se mantenía a ceros y el Liverpool sabía que no podría perder la oportunidad de sacar un resultado favorable en su campo. El Arsenal estaba sacando un buen resultado ante las adversidades vistas en el partido, donde el empate sabía a ganancia. El conjunto de Arteta seguía sin regalar espacios ante un rival que caía en la desesperación ante una defensa que no cedía espacios. En las últimas del partido, Minamino tuvo el gol de la victoria ante el arco vacío, pero el japonés la envió a la tribuna. El partido llegó a su final y el Arsenal se llevaba un empate con sabor a victoria, ahora, todo se definiría la siguiente semana en el Emirates.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisement

More in Carabao Cup