Síguenos en

FA Cup

Chelsea 0 (5) – 0 (6) Liverpool: ¡El Liverpool es campeón de la FA Cup!

Hoy se jugó en Wembley Stadium la final de la FA Cup entre Chelsea y Liverpool

La final de la FA Cup se hacía presente en el torneo más añejo del mundo. Wembley Stadium sería el testigo de un encuentro que siempre saca chispas entre ambos y más, cuando se trata de una final. Chelsea y Liverpool protagonizarían un nuevo episodio de una de las rivalidad de la época contemporánea de la Premier League. Los de Klopp estaban en la búsqueda de ganar los cuatro títulos a disputar, aún con posibilidades de ganar la Premier. Mientras que el Chelsea, buscaba hacerse con la FA Cup, el cual, era el único torneo que podrían ganar esta temporada. El ganador de la Copa, se definiría en Londres.

Primer tiempo

El primer tiempo arrancó con un ligero dominio del Liverpool. Dicho dominio, estuvo cerca de rendir frutos desde el primer minuto cuando Díaz estuvo cerca de marcar, Thiago llegó a cerrar la pinza, pero se quedó cerca de marcar el primero del encuentro. El Chelsea también empujaba, pero no le era suficiente ante el juego del rival y se dedicaba a defender más pegado a su área. Luis Díaz estuvo cerca de marcar de nuevo ante un excelente pase de Alexander-Arnold, pero apareció Mendy para tapar el disparo del colombiano y luego Chalobah para sacarla. El partido estaba equilibrado para los de rojo, únicamente faltaba ese último toque para poner el primer gol del encuentro.

El Chelsea empezaba a reaccionar y tuvo la primera ocasión del encuentro por medio de un disparo de Pulisic, pero la pelota se fue al lado del arco de Alisson. Los de Tuchel se animaban y ahora, eran ellos quienes tenían las mejores ocasiones de peligro. Los de Klopp por su parte, eran quienes corrían detrás de la pelota en este tramo del encuentro, donde los de arriba de los blues empezaban a ser importantes. El partido se igualaba entre ambos y las ocasiones de peligro clara por parte del Liverpool en la banda de Díaz, habían cesado. Marcos Alonso estuvo cerca de marcar el primero para los de Tuchel, pero Alisson atajó excelentemente para quitarle el gol al español.

Wembley aún sin grito de gol

Pero las malas noticias, terribles en realidad, llegaron para el Liverpool cuando Mohamed Salah tuvo que salir del terreno de juego por molestias. Diogo Jota ingresó al terreno de juego por Mo, quien rápidamente indicó que no continuaría en el terreno. Mientras que en el Chelsea, Thiago Silva arrastraba ciertas molestias en el cuádriceps, pero decidió continuar en el campo. El Chelsea llegaba al arco de Alisson con base en la misma fórmula, la banda de Pulisic por medio de balones largos de Reece James. La salida de Salah eran malas noticias para Klopp, pero no quería arriesgarlo de cara al tramo final de la campaña.

El parado ahora dejaba a Jota como el hombre del centro de la delantera y Mané pasaba a la derecha. Los de Tuchel controlaban el encuentro, siendo Jorginho el eje del ataque y de las salidas de los blues, pero ahora, los reds defendían con mejor oficio. El partido empezaba a tornarse más físico y ahora, el Chelsea empezaba a mandar balones largos para que Lukaku se batiera ante van Dijk y Konaté arriba. Jota estuvo cerca de marcar el primero por medio de un centro de Robertson, pero la pelota se fue arriba del arco de Mendy. El primer tiempo llegó a su final y el marcador aún no se abría en la final.

Segundo tiempo

El segundo tiempo inició con una ocasión clara del Chelsea, pero Pulisic la mandó al lado del arco de Alisson. Marcos Alonso también avisó por medio de un tiro libre, pero Alisson reaccionó de buena forma. Robertson tuvo una de peligro por medio de un centro magnífico de Alexander-Arnold, pero la pelota se fue por la línea de fondo. El Liverpool empezaba a animarse y ahora, era Luis Díaz quien disparaba enfrente del arco, ahogando el grito de gol ante el arco de Mendy. La banda de James era la vía de ataque favorita para el Chelsea, quienes se mostraban más recios en ataque en este segundo tiempo.

El común denominador del encuentro era la intensidad del partido, ambos equipos no bajaban el ritmo y el encuentro se jugaba a mil por hora. Jota tuvo una oportunidad luego de una secuencia de pases que Keita cedió para el portugués, pero se fue el lado del poste de Mendy. El asedio del Liverpool empezó a ser más constante y como en el primer tiempo, metía al Chelsea en su campo, defendiendo muy cerca de su arco. Kanté ingresaría al terreno de juego para dar más recorrido en la media, saliendo Kovačić del campo. La puntería era lo que faltaba para ambos equipos, pero llegaban a los arcos por medio de intensidad.

Chelsea y Liverpool no se hacen daño

Milner ingresaría al terreno de juego, dejando este Naby Keita, quien no se mostraba del todo contento con su salida. El partido continuaba parejo en cuanto a oportunidades y trámite, manteniendo el cero en el marcador. Pulisic y Mount se juntaban para crear peligro, pero no lograban atravesar a Alexander-Arnold, quien estaba muy preciso en defensa y en ataque. Los de Klopp plagaban el campo rival, pero no encontraban quien pudiera recibir la pelota en el área ante la férrea defensa de los blues. El balón parecía haber entrado al arco ante un disparo de Díaz por medio de un pase de Mané, pero se fue al lado.

El colombiano era el más peligroso del Liverpool y ahora, estrellaba la pelota en el poste izquierdo del arco. Acción siguiente, Robertson tuvo el gol en sus pies ante un centro por derecha, pero la pelota volvió a pegar en el poste. El Chelsea se salvaba en dos ocasiones seguidas de ponerse abajo en el marcador, siendo salvados por el poste. Ziyech ingresaría al terreno de juego, saliendo Lukaku del campo. El encuentro llegaba a un punto donde los tiempos extras parecían más que cercanos, pero el Liverpool parecía buscar liquidarlo en el tiempo regular. El partido llegó a su final y el marcador se quedó en ceros, llegando los tiempos extras.

Tiempos extras

Los tiempos extras arrancaron con el cambio sorpresivo por parte de Klopp, Virgil van Dijk saldría del terreno para que Matip ingresara. El cambio se entendería para dosificar cargas por parte de Klopp, en miras de los partidos finales de Premier y la final de Champions. El trámite ahora era de un encuentro más equilibrado, donde el Chelsea se hacía con la pelota y atacaba de nuevo por la banda de Pulisic. Sorpresivamente, Klopp sacaría del terreno de juego a Luis Díaz, quien había sido el más destacado, ingresando al terreno Firmino. Ahora, era el Chelsea quien atacaba en los últimos minutos del primer tiempo extra, plagando el área de Alisson. El primer tiempo extra acabó y aún no llegaba el gol.

El segundo tiempo extra arrancó con dos cambios, Chalobah y Pulisic salían del terreno para dejar sus lugares a Loftus-Cheek y Azpilicueta. El vértigo y la verticalidad entre ambos equipos continuaba siendo de alta intensidad, pese al desgaste físico entre ambos conjuntos. Robertson sería ahora quien saldría del terreno para dejar su lugar a Tsimikas. Los de Tuchel tuvieron una clara por medio de un centro de Loftus-Cheek, pero Alexander-Arnold la rechazó en el área. El partido transcurría y la tanda de penales se hacía cada vez más latente. Los tiempos extras finalizaron y se llegaba la hora de los penales.

Penales

La tanda de penales iniciaría con el Chelsea pateando, siendo Marcos Alonso el encargado y Alonso anotó. Por parte del Chelsea, vendría Milner y el inglés no falló en su disparo. Ahora, Azpilicueta sería el encargado y el español fallaría el disparo, pegando en el poste. Thiago sería el segundo en cobrar para el Liverpool y el español no fallaría su disparo. Reece James llegaría a cobrar el tercero y el carrilero inglés cobraría de una forma excelente para marcarla. Firmino sería el siguiente en cobrar marcando el penal. Barkley cobraría para el Chelsea y el inglés la mandaría al fondo de las redes con mucha potencia. Alexander-Arnold cobraría el siguiente penal, anotando y manteniendo la ventaja para el Liverpool.

Jorginho sería el siguiente, el último penal para el Chelsea, si fallaba, perderían, pero el jugador no fallaría y mantendría al Chelsea con vida. Mané tendría el penal decisivo en sus pies, peor el senegalés fallaría ante la atajada de Mendy. Ziyech sería el siguiente en cobrar en la muerte súbita, enviándola al fondo de las redes. Jota cobraría ahora para el Liverpool, anotando el penal. Mount sería el encargado de cobrar el siguiente, pero el inglés la falló, y ahora el Liverpool estaba a nada de ganar el título. Tsimikas tendría la gloria en sus pies y el griego sería quien la mandaría al fondo y el Liverpool es campeón de la FA Cup.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisement

More in FA Cup